Buscar

Control rígido diabetes puede no beneficiar a todos los ancianos

1/07/2008 - 16:04

Por Megan Rauscher

NUEVA YORK (Reuters Health) - Cuando las personas mayorescon diabetes tipo 2 tienen otras enfermedades o deficiencias,el beneficio de un control agresivo del azúcar en sangre pareceser sólo moderado, según un nuevo estudio, y pueden no valer lapena todas las dificultades que supone dicho tratamiento.

"Si los pacientes diabéticos mayores más enfermos debenadoptar o no el régimen de medicación intensivo necesario paralogar un control estricto de la glucosa es un tema de continuacontroversia clínica y política", dijo a Reuters Health eldoctor Elbert S. Huang, de la University of Chicago.

Huang explicó que los ancianos más enfermos normalmente sonexcluidos de los ensayos clínicos, así que su grupo utilizó unmodelo de simulación por computadora para evaluar losbeneficios esperados del control intensivo de la glucosa entales pacientes con diabetes.

Tratamiento intensivo significaba tener como objetivomantener el nivel de A1C (medida del control de la glucosa alargo plazo) en no más del 7 por ciento, comparado con unobjetivo más fácil de alcanzar del 7,9 por ciento.

La simulación mostró que las personas con diabetes tipo 2de edades comprendidas entre los 60 y los 80 años que comienzancon un nivel moderado o alto de otras enfermedades odeficiencia funcional, obtendrán "beneficios mínimos al llevara cabo un control intensivo de la glucosa", dijo Huang.

En distintos grupos etarios entre adultos mayores condiversas esperanzas de vida, el beneficio de un controlintensivo de la glucosa variaba entre 51 y 116 días de vidaajustados por calidad adicionales, informaron losinvestigadores en la revista Annals of Internal Medicine.

"La edad en sí no era el principal factor determinante deunos beneficios esperados menores del control intensivo de laglucosa", señaló Huang.

Los resultados indican que es "clínicamente razonablerelajar los objetivos de glucosa" en pacientes mayores conenfermedades y deficiencia funcional permanente concurrentessignificativas, concluyeron los investigadores.

Los hallazgos de este estudio, escribió el equipo,"proporcionan un punto de partida para la discusión entre lospacientes diabéticos mayores y sus proveedores de salud sobrela utilidad de llevar a cabo un tratamiento complejo, como elcontrol intensivo de la glucosa".

FUENTE: Annals of Internal Medicine, 1 de julio del 2008


Otras noticias

Contenido patrocinado