Buscar

Cateterización tras ataque cardíaco ayuda también a las mujeres

2/07/2008 - 16:24

Por Will Dunham

WASHINGTON (Reuters) - Las mujeres se benefician tanto comolos hombres de la cateterización cardíaca después de padecer uninfarto, según un estudio que contradice indicaciones previasque decían que el procedimiento no era útil en las pacientesfemeninas.

Pero los investigadores señalaron que sus resultadosmuestran que realizar un cateterismo de rutina en el corazón nobeneficiaría a las pacientes que no sufrieron un ataquecardíaco pero que tienen angina inestable, un tipo de dolor depecho agudo que puede ser una señal de infarto futuro.

La cateterización cardíaca es un procedimiento que permitea los médicos localizar y abrir los bloqueos en las arteriascoronarias con el fin de evitar infartos y muertes.

El procedimiento consiste en pasar un tubo largo, flexibley delgado, conocido como catéter, desde el muslo hasta elcorazón, lo que permite a los médicos realizar pruebascardíacas de diagnóstico y tratamiento.

En Estados Unidos, la cateterización cardíaca es efectuadarutinariamente en la mayoría de los pacientes que ingresan alhospital con un ataque al corazón o angina inestable.

Pero estudios previos sugerían que las mujeres no sebeneficiaban tanto como los hombres del procedimiento e inclusoque podían ser dañinos para ellas.

Para aclarar el tema, los investigadores combinaron losdatos de ocho ensayos clínicos realizados anteriormente, queincluyeron a más de 10.000 personas con infartos o anginainestable, y evaluaron las diferencias entre hombres ymujeres.

El equipo comparó a los pacientes que habían sido sometidosa tratamientos invasivos y cateterismos cardíacos con aquellosque habían recibido una estrategia terapéutica conservadora,con fármacos y sin cateterización.

Los expertos hallaron que los hombres y mujeres con ataqueal corazón obtenían un nivel similar de beneficio de lacateterización cardíaca de rutina, comparado con quienes sehabían sometido a tratamientos conservadores.

Los hombres presentaron un 44 por ciento menos de riesgo demuerte, otro ataque cardíaco o rehospitalización. Entre lasmujeres, esa reducción fue del 33 por ciento.

Pero los resultados fueron diferentes entre los pacientesque no tenían un infarto pero sí angina inestable. Los hombresexperimentaron poco beneficio y las mujeres, ninguno. Incluso,los investigadores hallaron cierto aumento leve en el riesgo demuerte o de infarto entre esas pacientes.

El equipo sugirió que quizá sería mejor que las mujeres queno padecen un infarto reciban tratamientos más conservadoresante la angina de pecho y que la cateterización se emplee enellas sólo cuando sea absolutamente necesario.


Contenido patrocinado

Otras noticias