Buscar

El bienestar y la salud influyen en prevención cáncer de colon

2/07/2008 - 20:08

NUEVA YORK (Reuters Health) - Las buenas intenciones no siempre se traducen en acciones cuando se trata de realizar los controles de prevención del cáncer colorrectal, hallaron científicos británicos.

La salud y el nivel socioeconómico de una personainfluyeron mucho más que la intención en la decisión de hacerseo no los controles de prevención de la enfermedad, reveló elequipo de la doctora Emily Power, del University College deLondres.

"Los resultados sugieren que necesitamos ayudar a laspersonas a organizar mejor sus metas de prevención", dijo Powera Reuters Health.

Cada vez más evidencia, agregó la autora, confirma queayudar a la población a identificar las barreras potencialespara hacerse las pruebas diagnósticas y planificar cómosuperarlas aumentará el cumplimiento de esas metas.

Estudios previos demostraron que la intención de unapersona de hacer algo relacionado con la salud influiría en silo cumple o no, escribió el equipo en Annals of BehavioralMedicine. "Hay muchas personas que dicen que van a hacer algo yno lo hacen", agregó.

Para comprenderlo mejor, el equipo estudió a 2.969 personasinvitadas a realizarse un diagnóstico gratuito de cáncer decolon con una prueba llamada sigmoidoscopía flexible.

Mientras que más de tres cuartos dijeron que"definitivamente" o "probablemente" se harían la prueba, sóloaccedió a hacérselo el 61 por ciento de los participantes.

El equipo halló que las personas que tenían pensamientosmenos fatalistas sobre el cáncer colorrectal, que esperaban queel control los tranquilizara y que pensaban que se reprocharíanno hacerse la prueba eran más propensas a decir que queríanhacerla.

Pero estos factores poco tuvieron con ver con la realidad,es decir, con que las personas realmente se hiciesen el controldiagnóstico.

En cambio, eran más importantes los factoressocioeconómicos, como poseer o alquilar la casa, tener unautomóvil y gozar de buena salud. Por ejemplo, los inquilinos,los que no tenían automóvil y los enfermos eran menos propensosa realizarse la prueba diagnóstica.

"Quizás, los estudios de prevención son relegados en eltiempo ante la aparición de nuevas prioridades", dijo Power, aldestacar que la prueba de detección incluye una preparaciónintestinal previa poco placentera. "Esto sería una barrera parala mayoría de la población con otros problemas", añadió.

Ayudar a la población a planificar cuándo, cómo y dónderealizarse los controles, como así también con la preparaciónadecuada, permitiría que las personas materialicen susintenciones, concluyó la autora.

FUENTE: Annals of Behavioral Medicine, 2008

Contenido patrocinado

Otras noticias