Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un clic, descargue gratis su edición de elEconomista

El Ejército colombiano libera a Ingrid Betancourt y otros 14 rehenes

Agencias
7:30 - 3/07/2008 | 15:15 - 3/07/08

El Ejército de Colombia ha rescatado sanos y salvos a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, a tres estadounidenses y a once militares secuestrados por las FARC en el departamento del Guaviare, según ha anunciado este miércoles el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos. Además, la operación ha culminado con la detención de dos guerrilleros de las FARC que serán puestos a disposición judicial para "responder de todos sus delitos". Asimismo, Betancourt ya se ha reunido con sus hijos. Infografía del rescate al final de la noticia.

Este mediodía, un avión en el que viajan el canciller francés, Bernard Kouchner, y los hijos y la hermana de la ex rehén Ingrid Betancourt aterrizó en el aeropuerto militar de Catam, al oeste de Bogotá.

Betancourt, vestida con un sastre negro y acompañada de su madre Yolanda Pulecio y de su esposo Juan Carlos Lecompte, aguardó en las escalinatas por sus hijos , a quienes posteriormente abrazó.

En el terminal aéreo también se hizo presente el canciller colombiano, Fernando Araújo, quien también fue rehén de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Ese avión será previsiblemente el mismo que lleve a la franco colombiana a reunirse con Nicolás Sarkozy.

Primeras declaraciones tras la liberación

La ex candidata presidencial aseguró en sus primeras declaraciones en libertad que su liberación es una "señal de paz" y le ha dado las "gracias a Dios y a los soldados de Colombia".

Un grupo de militares que se hizo pasar por guerrilleros rescató este miércoles a 15 rehenes de las FARC, entre ellos la colombo-francesa Ingrid Betancourt, tres estadounidenses y 11 policías y militares, informó el gobierno colombiano. "Fueron rescatados sanos y salvos 15 de los secuestrados" por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), señaló el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, al explicar la operación a la prensa.

Apoyo de EEUU

El embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, admitió que su país cooperó en "aspectos técnicos" del operativo militar, que el presidente colombiano Alvaro Uribe comparó con las "mayores epopeyas épicas" de la humanidad. Los rehenes llegaron poco antes del atardecer del miércoles en el avión presidencial que los recogió en San José del Guaviare. El rescate ocurrió en una zona selvática a 70 km de allí, en un paraje sobre el río Apaporis, en una operación realizada por un grupo de la inteligencia militar.

Betancourt, en aparente buen estado de salud, bajó del avión con un sombrero y un chaleco camuflados y se abrazó al pie de la escalerilla con su madre, Yolanda Pulecio, y su esposo Juan Carlos Lecompte. "Quiero primero darle gracias a Dios y a los soldados de Colombia", dijo en su primera declaración Betancourt, de 46 años, que estuvo secuestrada desde febrero de 2002.

La operación, impecable

"La operación fue absolutamente impecable", narró Betancourt, quien reveló que hacia las cinco de la mañana del miércoles sus custodios les informaron que iban a ser trasladados. En la operación fueron capturados dos guerrilleros, incluido un jefe de las FARC conocido sólo como César, según Santos.

Uribe llamó a las FARC a hacer la paz y liberar a los demás cautivos. "La única factura que queremos pasar es la invitación a las FARC para que hagan la paz. Hemos mantenido siempre la disposición", dijo en una alocución radiotelevisada en el palacio presidencial, acompañado por los liberados.

Liberar a los secuestrados

El ministro emplazó a los jefes rebeldes a que "no se hagan matar, liberen a los secuestrados y no sacrifiquen a sus hombres", subrayando que el gobierno continuará trabajando en la liberación de otros rehenes. Más vehemente, el comandante del Ejército, general Mario Montoya, dijo que el operativo constituye "un jaque mate a las FARC, es indiscutible".

Los estadounidenses Thomas Howes, Marc Gonsalves y Keith Stansell, secuestrados en febrero de 2003 cuando realizaban tareas antidrogas y su avión cayó en territorio bajo control rebelde en el sureste colombiano, viajaron directamente a Estados Unidos, donde llegaron hacia la medianoche, según informó la televisión norteamericana.

Cautiverio

Con la liberación de los 15 rehenes quedan en poder de las FARC otros 24 secuestrados, entre ellos tres políticos y varios militares y policías, algunos de ellos con más de 10 años de cautiverio. Para entregar a los rehenes políticos y militares las FARC exigían la liberación de 500 rebeldes presos.

Betancourt dijo que ni los guerrilleros ni los cautivos sospecharon de la operación y que sólo supieron lo que ocurría cuando uno de los supuestos rebeldes que los había recibido les gritó: "somos el Ejército de Colombia, ustedes están libres". Los militares se disfrazaron poniéndose camisetas con la imagen de Ernesto "Che" Guevara, "hablaban como guerrilleros y se vestían como tales", relató Betancourt, que interrumpió varias veces su relato con lágrimas.

Alegría de la familia

Santos explicó que el rescate se decidió después de que se logró infiltrar al secretariado (cúpula) de las FARC para convencer a los rebeldes de la necesidad de trasladar a los rehenes en un helicóptero. La aeronave era del Ejército y fue tripulado por personal de inteligencia "altamente calificado", indicó.

"Es una alegría inmensa, una alegría indescriptible. No acabo de creerlo", declaró en París a la AFP Lorenzo Delloye, el hijo de Betancourt, quien junto a su hermana y el canciller francés viajó hacia Bogotá para reencontrarse con su madre. Conocida la noticia, centenares de colombianos salieron a las calles con banderas en las principales ciudades. En el norte de Bogotá las vías fueron invadidas espontáneamente por personas que aplaudían y gritaban: "libres, libres, libres".

El ministro del Interior, Fabio Valencia, dijo que el rescate "demuestra nuevamente el éxito de la estrategia de Seguridad Democrática" de Uribe. Las muestras de alegría por el rescate de Betancourt y los demás rehenes también se sucedieron en las capitales del mundo, especialmente en Washington y París.

Uribe recibió felicitaciones de decenas de gobernantes, incluidos los de Francia, Nicolas Sarkozy; de Estados Unidos, George W. Bush; y de Venezuela, Hugo Chávez.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 7

#1
02-07-2008 / 20:48
juan diego
Puntuación 3

Excelente, el mejor presitente de colombia ALVARO URIBE VELEZ, que Dios le bendiga y le de la sabiduría para dirigir el nuevo rumbo de mi pais.

VIVA URIBE

#2
02-07-2008 / 20:59
Rodolfo
Puntuación 1

MMMMMM.....

pues la verdad no creo mucho en las intenciones de esta liberacion, y menos el el futuro que le espera a Colombia con Ingrid libre.

gracias Uribe

#3
02-07-2008 / 21:10
Lucy
Puntuación 1

Alabado sea Dios Todopoderoso que permitió el rescate de estas personas!! Son demasiados años robados por estos miserables...Ánimo, Ingrid!!! Bendito Dios por siempre!!

#4
02-07-2008 / 23:13
Ruth Valderrama
Puntuación 1

VIVA COLOMBIA. VIVA EL GLORIOSO EJERCITO COLOMBIANO. VIVA EL PRESIDENTE URIBE. VIVA INGRID. VIVAN LOS LIBERADOS. VIVAN LOS DEMAS SECUESTRADOS Y VIVA YO, UNA ORGULLOSAS COLOMBIANA AL BORDE DE LAS LAGRIMAS TODA ESTA TARDE.

#5
03-07-2008 / 01:41
Marcos
Puntuación 2

Mis felicitaciones a todos los liberados y mi enhorabuena al PARTIDO VERDE DE COLOMBIA, cuya líder y candidata presidencial, Ingrid Betancourt, al fin ha vuelto a la vida.

#6
03-07-2008 / 02:43
Elpidio Valdes
Puntuación 1

La liberacion de estos seres humanos es digno de alabar, lo que no es digno de alabar es al senor Uribe y su cofradia ligada toda a los narcos, los paramilitares y asesinos de campesino, obreros, dirigentes sindicales y todo aquel que se le oponga o es que ya se olvidaron de los muertos y desaparecidos por esta plaga uribista? Pobre pueblo de Colombia, seguira sufriendo lo indecible bajo el satrapa y sus amos.

#7
03-07-2008 / 03:56
Douglas Ruiz Gutiérrez
Puntuación 4

Le escribo desde San José Costa Rica, para felicitar al Gobierno Colombiano y a todas las partes involucradas en tan esperada liberación a doña Ingrid Betancourt. Desearle a doña Ingrid un feliz reintegro a su vida social, personal y política, que estoy seguro seguirá llevando la bandera de la democracia y la justicia, ayudando a los más necesitados. A sus familiares, les digo que la disfruten y los felicito por la union demostrada.