Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un clic, descargue gratis su edición de elEconomista

Las pruebas cardíacas a todos los atletas salvarían muchas vidas

4/07/2008 - 14:18

Por Michael Kahn

LONDRES (Reuters) - Los controles obligatorios para todoslos atletas podrían detectar problemas posiblemente letales ysalvar muchas vidas, informó el viernes un equipo deinvestigadores italianos.

Si bien el tema de los programas de control previo queutilizan electrocardiogramas (ECG) es controvertido, losresultados publicados en British Medical Journal sugieren quelos exámenes físicos y las revisiones de los antecedentesfamiliares no detectarían muchos problemas sin diagnosticar.

"Entre las personas que buscan participar de deportescompetitivos, los electrocardiogramas de ejercicio puedenidentificar a quienes padecen anormalidades cardíacas",escribió el equipo de Francesco Sofi, del Instituto de Medicinadel Deporte de la Universidad de Florencia.

El ECG de ejercicio o de esfuerzo es una herramienta deexamen general para evaluar los efectos de la actividad en elcorazón. La prueba da como resultado una noción general de quétan sano está el músculo cardíaco.

El año pasado, el futbolista del Sevilla Antonio Puertamurió tres días después de desmayarse en pleno partido de laliga española, mientras que el camerunés Marc-Vivien Foefalleció durante un partido de la Copa de las Confederacionesen el 2003.

Sin embargo, el riesgo no es sólo para los deportistas deelite.

Las estadísticas muestran que un atleta joven muere cadatres días por problemas cardíacos desconocidos solamente enEstados Unidos, señalaron los investigadores italianos.

Para su estudio, Sofi y sus colegas analizaron los datos demás de 30.000 controles cardíacos realizados en un período de cinco años, entre el 2002 y el 2006. Italia es el único paísdonde esos exámenes son obligatorios, dijo Sofi.

La investigación reveló que 1.459 tenían algún tipo deproblema en el corazón al someterse a un electrocardiograma deejercicio y 348 personas obtuvieron resultados anormalesmientras se les efectuó un ECG en reposo. De ellos, 159presentaban condiciones serias que impidieron que sigancompitiendo.

Con todo, sólo seis de esos atletas habría sidoidentificado mediante la consulta por antecedentes familiares yel examen físico, dijo Sofi en una entrevista telefónica.

Los resultados de la investigación dan impulso al argumentode que las pruebas que cuestan unos 60 dólares deberían serobligatorias en otros países, añadió el autor.

Pero no todos coinciden.

La Asociación Estadounidense del Corazón confirmó en el2007 su recomendación contra el uso universal deelectrocardiografía, teniendo en cuenta los costos, la bajaprevalencia de enfermedad y la tasa de falsos positivos.

Jonathan Drezner, de la University of Washington, escribióen un comentario: "Aunque una historia personal y familiardetallada y el examen físico detectará una cantidad importantepero limitada de atletas con enfermedad (cardíaca) subyacente,agregar la electrocardiografía al proceso de controlidentificará a más atletas con desórdenes cardiovascularessilentes en riesgo de muerte súbita".

Otras noticias

Contenido patrocinado