Buscar

El cambio climático influye en un gigantesco glaciar argentino

AFP
7/07/2008 - 20:08

El arco de hielo de 60 metros de altura y miles de toneladas de peso del gigantesco glaciar argentino Perito Moreno se derrumbará por primera vez durante el invierno austral, en un fenómeno que puede vincularse con el cambio climático global, según científicos y ecologistas.

El cíclico desmoronamiento del dique de hielo que encierra un brazo del lago Argentino, en los Andes australes, debe producirse en el verano, pero se anticipó imprevistamente.

"Esta es la primera vez que el glaciar rompe en invierno. Puede que esté relacionado con el calentamiento global, pues el aumento de la temperatura afecta la resistencia del hielo", dijo Carlos Corvalán, director del Parque Nacional Los Glaciares, en la provincia de Santa Cruz (sur).

El derrumbe es uno de los espectáculos naturales más imponentes del mundo, que atrae a decenas de miles de turistas.

"El hielo no debe tener la misma dureza que de costumbre. Siempre rompe en verano, cuando el hielo está más débil", opinó Corvalán.

El glaciar Moreno está ubicado a unos 2.800 kilómetros al sudoeste de Buenos Aires, con una superficie de 275 kilómetros cuadrados y un frente que mide entre cuatro y cinco kilómetros.

La masa de hielo debe su nombre a uno de los pioneros argentinos en la exploración de la región patagónica (sur) y forma parte del sistema llamado Hielos Continentales.

Los glaciares de la Patagonia retroceden a causa del cambio climático, según un estudio del Centro Austral de Investigación Científica (CADIC), con sede en Ushuaia, la ciudad más austral del país.

Sin embargo, el Perito Moreno avanzó sobre el lago Argentino, debido a fenómenos sísmicos o por cambios en las condiciones de drenaje del hielo, según el oficial Instituto Antártico Argentino.

"Los factores de la ruptura en invierno pueden ser muchos, empezando con que el hielo de la punta tiene unos 400 años, lo que implica que puede estar débil", dijo este lunes otra fuente de Parques Nacionales.

Los científicos han registrado desde 1917 avances y retrocesos en el coloso de hielo, cuyos ciclos de crecimiento y ruptura se han tornado irregulares a causa del calentamiento planetario, según estudios oficiales.

La ruptura invernal del Glaciar Moreno es un indicador del cambio climático, aunque unos analistas dicen que el planeta se calienta por las emisiones de gases y otros que los cambios son periódicos, dijo Norberto Ovando, experto de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas al portal del diario local Río Negro.

La caída del puente de hielo se producía a intervalos de cuatro a seis años, pero tardó 16 años hasta repetirse la madrugada del 14 de marzo de 2006, ante unos 10.000 visitantes y millones de espectadores por la TV.

El movimiento de la masa glaciar se produce por impulso de la gravedad, con eliminación de hielos por fusión, evaporación o formación de témpanos, mientras que las filtraciones de agua socavan el bloque hasta desplomarlo.

Sin embargo, el glaciar Perito Moreno es uno de los pocos que está en equilibrio entre los 356 glaciares del Parque y tampoco ha retrocedido a causa del cambio climático, según el organismo oficial.

"En los últimos 20 años los glaciares a lo largo de la Patagonia han disminuido en su extensión entre un 10% y un 20%", había informado el Instituto Argentino de Nieves, Glaciares y Ciencias Ambientales de Mendoza (oeste).

El fenómeno de derretimiento de los glaciares de la Patagonia fue también señalado por el Laboratorio de Propulsión del Instituto Tecnológico de California (Estados Unidos).

Unos 100 glaciares se reducen en Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Austria, Noruega, Suecia, Italia, España y Suiza, según estudios de cambio climático.

Contenido patrocinado

Otras noticias