Buscar

Más sexo implica menos chances de disfunción eréctil en mayores

7/07/2008 - 19:20

NUEVA YORK (Reuters Health) - Existe un nuevo consejo para los hombres mayores que quieren conservar su rendimiento sexual: tengan relaciones y háganlo con frecuencia, señaló un grupo de investigadores.

En un estudio que realizó un seguimiento a más de 1.000hombres mayores finlandeses, el equipo halló que quienes teníansexo regularmente corrían menos riesgo de desarrollardisfunción eréctil (DE) al final del estudio.

De hecho, cuanto más seguido tenían relaciones sexuales,menor era el riesgo.

La consecuencia, dijeron los expertos, es que los hombresdeberían ser incentivados a permanecer sexualmente activos ensus años dorados.

El doctor Juha Koskimaki y sus colegas, de la Universidadde Tampere en Finlandia, informaron los resultados de suinvestigación en American Journal of Medicine. El estudioincluyó a 989 hombres que tenían entre 55 y 75 años alcomienzo.

En general, aquellos que dijeron que tenían sexo menos deuna vez por semana eran dos veces más propensos a desarrollarDE en los siguientes cinco años que los que tenían relacionesal menos una vez a la semana.

Además, comparados con los hombres que tenían sexo tres omás veces por semana, el riesgo de DE de esos participantes eracasi cuatro veces mayor.

Una serie de factores contribuyen al desarrollo de la DE,muchos de los cuales también podrían afectar la actividadsexual de los hombres, como la edad, la diabetes y laenfermedad cardíaca.

No obstante, luego de tener en cuenta esos factores, elnivel de actividad sexual se mantuvo relacionado con el riesgode DE, reveló el equipo de Koskimaki.

Según los investigadores sería una cuestión de "úselo opiérdalo". Al igual que el ejercicio mejora el bienestarfísico, la actividad sexual ayudaría a los hombres a preservarsu función eréctil, explicaron los autores.

La DE se produce cuando hay problemas de circulaciónsanguínea en el pene. La actividad sexual regular ayudaría amantener saludable la función de los vasos sanguíneos en eltejido eréctil, escribió el equipo de Koskimaki.

FUENTE: American Journal of Medicine, julio del 2008

Otras noticias

Contenido patrocinado