Buscar

Expertos detectan virus del papiloma humano en leche materna

7/07/2008 - 19:32

Por Karla Gale

NUEVA YORK (Reuters Health) - El tipo 16 del virus delpapiloma humano (VPH-16), que causa el cáncer cervical o decuello de útero, puede aparecer en la leche materna durante elperíodo inmediatamente posterior al parto, indicó un equipo demédicos en Finlandia.

Es posible que el ADN del VPH en la leche materna pase albebé durante la lactancia, opinó la autora principal delestudio, la doctora Stina Syrjanen.

En estudios previos, el equipo dirigido por Syrjanen,patóloga de la Universidad de Turku, halló evidencia de latransmisión del VPH de la madre al hijo recién nacido.

Esto dio lugar al Estudio Familiar de VPH en Finlandia,cuyo objetivo es explicar las vías de transmisión de ese virusentre los integrantes de una misma familia.

Para el nuevo estudio, el equipo identificó el VPH enraspados cervicales de 223 madres, como así también en raspadosbucales de esas mismas mujeres y de 87 padres, tanto antes delparto como a los dos, seis y 12 meses posteriores al nacimientodel bebé.

El equipo identificó también el VPH en muestras de lechematerna del tercer día posparto.

Los autores detectaron ADN de VPH de alto riesgo en 10muestras de leche (el 4,5 por ciento). La secuenciación del ADNde nueve muestras confirmó que el virus era el VPH-16.

La tasa de detección del VPH de alto riesgo fue de entre el12 y el 15 por ciento en las muestras cervicales, de entre el20 y el 24 por ciento en las muestras orales de las madres y deentre el 21 y el 26 por ciento en las muestras orales de lospadres.

El equipo observó también una relación significativa entreel VPH en la leche materna y la presencia de VPH de alto riesgoen las muestras paternas.

Por lo tanto, explicó Syrjanen, la fuente de la transmisiónpodría haber de la boca al pezón y luego a la mama o,directamente, de las manos.

La autora propuso: "Si existen partículas virales en laleche materna, el bebé podría adquirir una infección oral porVPH (...) durante la lactancia".

FUENTE: Pediatric Infectious Disease Journal, junio del2008

Otras noticias

Contenido patrocinado