Buscar

EN DIRECTO
Siga el gran partido de LaLiga Santander: Atlético de Madrid vs Alavés

Científicos estudian por qué un gusano volvió del espacio con dos cabezas

19/06/2017 - 15:53
  • El gusano fue enviado al espacio junto a otros 14 compañeros
  • Se esperaba que el espécimen segmentado diera lugar a dos nuevos gusanos idénticos
  • Ninguno de los otros 14 gusanos del experimento ha experimentado cambios tan severos
Más noticias sobre:
Gusano con dos cabezas. Imagen: Junji Morokuma/Tufts University

Desde que hace muchas décadas los avances tecnológicos lo han permitido: los investigadores han enviado numerosos especímenes de seres vivos al espacio para estudiar los cambios producidos en sus organismos; desde arácnidos a monos o incluso perros. Sin embargo los cambios experimentados por estas criaturas nunca han llegado al punto de regresar a casa con una cabeza extra.

Esto es lo que ha sucedido con un espécimen de filo platelmintos o gusano plano de la especie Dugesia japonica, que ha sido enviado al espacio exterior junto a otros 14 compañeros por parte de investigadores de la Universidad de Tufts. Los gusanos fueron previamente seccionados por la mitad (cuentan con capacidades regenerativas) por los investigadores y enviados durante cinco semanas para volar alrededor de la Estación Espacial Internacional, esperando que el espécimen segmentado diera lugar a dos nuevos gusanos idénticos.

Una mutación extraordinariamente rara

Sin embargo, no fue así y lo que ha sucedido es que una de las secciones ha desarrollado dos cabezas, una mutación extraordinariamente rara que en el caso de los investigadores de esta Universidad nunca habían visto. Lo que es más extraordinario es que la mutación no fuera ocasional, ya que al continuar seccionando estos especímenes de dos cabezas, dieran lugar a copias también bicéfalas. Por otro lado, ninguno de los otros 14 gusanos del experimento, que han sido observados durante 20 meses tras su vuelta a la Tierra, ha experimentado cambios tan severos en su organismo, aunque sí se han apreciado variaciones, como un comportamiento diferente frente a la exposición a la luz.

Este experimento forma parte de un estudio acerca de las transformaciones en los organismos que ocasiona la falta de campos magnéticos y gravitacionales del espacio y podría ser de gran ayuda para futuras expediciones humanas. Las condiciones especiales del espacio por supuesto también afectan a nuestro organismo, como ya se ha comprobado numerosas veces, ocasionando atrofia ósea y muscular, problemas en la vista o disminución del sentido del gusto.

En este sentido, uno de los experimentos de la NASA que más trascendencia social ha tenido en los últimos años es el del astronauta Scott Kelly, que pasó 340 días en la Estación Espacial Internacional mientras su hermano gemelo idéntico vivía en la Tierra. La exposición a las condiciones del espacio le pasaron factura a Kelly, que experimentó a su vuelta grandes dolores musculares, hipersensibilidad en la piel o crecer casi 4 centímetros (por la falta de gravedad).

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0