Buscar

La Tierra sufrió un calentamiento global cuando Groenlandia se separó de Europa

3/09/2017 - 13:43
  • Los científicos investigan cómo se comporta la Tierra con el clima perturbado
Groenlandia. Imagen: Dreamstime.

La erupciones volcánicas provocaron un episodio natural de calentamiento global hace 56 millones de años mientras Groenlandia se separaba de Europa y se abría el Atlántico Norte, lo que podría arrojar luz sobre el cambio climático moderno.

Así lo asegura un equipo de ocho investigadores de instituciones de Alemania, Estados Unidos y Reino Unido en un artículo publicado en la revista 'Nature', donde refutan la explicación más común de que ese episodio, llamado Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno (MTPE), fue causado por la liberación de carbono desde depósitos sedimentarios, como el metano congelado.

"Aunque se ha sugerido durante mucho tiempo que el MTPE fue causado por la inyección de carbono en la atmósfera y el océano, el mecanismo ha permanecido esquivo hasta ahora", apunta Andy Ridgwell, profesor de ciencias de la Tierra en la Universidad de California en Riverside (Estados Unidos) y coautor del artículo.

Ridgwell indica que, al combinar las mediciones geoquímicas y un modelo climático global desarrollado durante más de una década, los investigadores demuestran que ese evento fue provocado "casi en su totalidad" por emisiones de carbono desde el interior de la Tierra.

¿Qué hace la Tierra al perturbarse el clima?

Los científicos están interesados en estudiar los antiguos episodios de calentamiento para entender cómo se comporta la Tierra cuando el sistema climático está radicalmente perturbado. Durante el MTPE, el dióxido de carbono atmosférico más que se duplicó y las temperaturas globales subieron cinco grados, un aumento comparable con lo que podría ocurrir a finales del próximo siglo en la Tierra.

Si bien en el MTPE hubo una interrupción ecológica significativa, la mayoría de las especies fueron capaces de evitar la extinción a través de la adaptación o la migración. Sin embargo, la tasa de adición de carbono durante el inicio de la Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno duró varios miles de años.

Para identificar la fuente de carbono durante el MTPE, los investigadores estudiaron los restos de pequeñas criaturas marinas llamadas foraminíferos, cuyas conchas arrojan luz sobre las condiciones ambientales cuando vivieron hace millones de años.

Al separar las diferentes masas atómicas ('isótopos') del elemento boro en las conchas de los foraminíferos, rastrearon cómo el PH del agua del mar cambió en el MTPE. Al combinar estos datos con el modelo climático global de Ridgwell, el equipo dedujo la cantidad de carbono añadido al océano y a la atmósfera y concluyó que la actividad volcánica durante la apertura del Atlántico Norte fue la fuerza dominante en aquel entonces.

"La cantidad de carbono liberado durante este tiempo fue enorme: más de 30 veces mayor que todos los combustibles fósiles quemados hasta la fecha y equivalentes a todas las reservas convencionales y no convencionales de combustibles fósiles que podríamos extraer jamás", recalca Ridgwell.

Este investigador subraya que estudiar el MTPE ayuda a entender los mecanismos que ayudan a la recuperación del calentamiento global para reducir las incertidumbres que rodean a la respuesta de la Tierra al cambio climático global. "Si bien es alentador que la mayoría de los ecosistemas fueron capaces de adaptarse durante el MTPE, la temperatura global de hoy podría estar aumentando a un ritmo que es demasiado rápido para que las plantas y los animales se ajusten", concluye.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0