Buscar

Dos fósiles españoles ayudan a conocer cómo evolucionó el vuelo en las aves

1/03/2018 - 11:37
Más noticias sobre:

Científicos del Museo de Historia Natural de Los Ángeles (Estados Unidos), la Universidad de Málaga y la Autónoma de Madrid (UAM) han revelado, con dos fósiles hallados en Cuenca, que las aves desarrollaron estrategias para mejorar su eficiencia de vuelo en una fase muy temprana de su evolución.

El trabajo realizado por los investigadores apunta a que el método que utilizan actualmente las aves, por el que alternan diversas formas de batir las alas para optimizar el vuelo, pudo haber sido empleado por aves primitivas hace al menos 126 millones de años, explica la UAM en un comunicado.

Para ello, han estudiado los fósiles de dos pequeños pájaros del yacimiento de Las Hoyas (Cuenca), Concornis lacustris y Eoalulavis hoyasi, en unos análisis liderados por el paleontólogo malagueño Francisco José Serrano Alarcón, del Museo de Los Ángeles.

El análisis recuerda que los pájaros pequeños pueden volar batiendo sus alas ininterrumpidamente y siguiendo una trayectoria recta, aunque si quieren mejorar la eficiencia del vuelo deben cambiar de estrategia, alternando periodos de aleteo con otros en los que las alas se pliegan junto al cuerpo.

Este modo de vuelo describe una trayectoria ondulada, en la que el pájaro parece avanzar "a saltos", un comportamiento que disminuye la resistencia que opone el cuerpo del ave al aire y aprovecha la aceleración de la gravedad, según el trabajo publicado en la revista 'Paleontology'.

Según explica Serrano, la combinación de su pequeño tamaño con unas alas relativamente cortas y anchas habría permitido a estas aves primitivas desarrollar un vuelo ondulado "a saltos", similar al de muchos pájaros pequeños modernos.

Con ello, pudieron incrementar su velocidad de crucero más de un 5 por ciento respecto a un vuelo de aleteo continuo, ha añadido.

Por su parte, el vicepresidente del Museo de Historia Natural de Los Ángeles y coautor del trabajo, Luis Chiappe, ha apuntado que estos resultados permiten destacar el alto grado de diversidad ecológica y funcional que alcanzaron las aves en el Cretácico inferior durante su primera gran radiación adaptativa.

El yacimiento de Las Hoyas, en Cuenca, ha sido objeto de diferentes excavaciones durante los últimos 33 años, en los que se ha descubierto una gran cantidad fósiles de todo tipo, incluyendo plantas, invertebrados, peces, anfibios, lagartos, tortugas, cocodrilos y dinosaurios, entre otros.


Contenido patrocinado

Otras noticias