Buscar

El mexicano Gustavo Ayón debutó con un trabajo notable en defensa

EFE
26/04/2009 - 16:44

Madrid, 26 abr (EFE).- Gustavo Ayón, pívot internacional mexicano y nombrado jugador más valioso en la recién concluida liga de su país, que ganó con su ex equipo Los Halcones de Xalapa, debutó hoy en la liga ACB con la camiseta del Alta Gestión Fuenlabrada y lo hizo con un notable trabajo defensivo.

En los poco más de cinco minutos que estuvo en pista, el mexicano realizo una notable defensa sobre uno de los mejores jugadores interiores que juegan en Europa, el brasileño Thiaho Splitter, e incluso consiguió anotar una canasta, colocándole además un tapón al sudamericano que los árbitros interpretaron como falta.

Ayón, conocido en su país como el 'Titan de Ayariz', se mostró muy satisfecho tras su debut, aunque lamentó no haber dispuesto de algún minuto más: "me hubiera gustado jugar más, pero entiendo que ahora mismo el protagonismo lo tengan otros".

"Estoy contento por haber aprovechado bien los minutos que me ha dado el entrenador. He defendido correctamente, aunque en ataque me ha faltado atrevimiento y algo de acierto", agregó.

El mexicano, que ingreso en el equipo hace dos semanas tras las rescisión del contrato del también pívot puertorriqueño, Peter John Ramos, no sabe cual será su futuro inmediato pero si tiene claro lo que quiere: "Mi meta a lago plazo es jugar en la NBA pero a más corto seguir en la primera plantilla del Fuenlabrada la próxima temporada,.. Pero sí he de jugar un año en la LEB (segunda categoría del baloncesto español) porque así lo decide el cuerpo técnico lo haré encantado"

El partido de hoy fue transmitido por la televisión mexicana TVC Deportes. Y en las gradas del pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada re reunió a una veintena de compatriotas para convertirse en una motivación extra para el jugador: "Es muy bonito que puedan verte en tu país al que por cierto, extraño mucho y que la gente de méxico haya venido a alentarme. Todo esto me da fuerzas para seguir luchando por mi sueño, y que mi allegados se sientan orgullos de mi y por extensión todo mi país, concluyo.


Otras noticias

Contenido patrocinado