Buscar

Peterhansel toma el mando seguido de Sainz, mientras Coma se aleja en motos

EFE
4/01/2010 - 21:14

Fiambalá (Argentina), 4 ene (EFE).- El piloto de coches francés Stéphane Peterhansel (BMW) se adjudicó hoy la tercera etapa del Dakar, entre La Rioja y Fiambalá, y se encaramó hasta la punta de la general, mientras que el español Carlos Sainz (Volkswagen) fue segundo, la misma posición que ocupa en la clasificación del rally.

En motos, la etapa la ganó el francés Cyril Despres (KTM), que se situó líder, en una jornada negra para el español Marc Coma (KTM), defensor del título, quien tuvo problemas mecánicos y está a más de 42 minutos de Despres en la general.

La etapa en la que se suponía que empezaba el 'verdadero' Dakar no defraudó a nadie y la llegada de las primeras dunas puso en aprietos a todos los participantes.

Peterhansel, ganador del Dakar en nueve ocasiones, fue quien salió más bien parado de la jornada, con un triunfo parcial y 5:44 de ventaja sobre Sainz, quien acusó la falta de potencia del motor debido a la altitud en plena precordillera andina.

Con el triunfo de hoy, el francés mostró sus credenciales y se reafirmó como el único aspirante para birlarle el título a los Volkswagen de Sainz, Al Attiyah y Miller.

El qatarí Nasser Al Attiyah fue tercero, a más de diez minutos del francés, en una jornada en la que lo tocó abrir pista y sufrió un pinchazo.

Cuando sólo se han disputado tres etapas, la competición de coches parece ser cosa de cuatro, un BMW y tres Volkswagen, ya que el resto de competidores está a más de cuarenta minutos de la cabeza de carrera.

Tras un inicio esperanzador, el español Joan 'Nani' Roma (BMW) perdió todas las opciones al sufrir un nuevo accidente que lo obligó a esperar la asistencia mecánica, con lo que se mantiene perdido por la arena argentina.

También fue un adiós inesperado el del surafricano Giniel De Villiers, vencedor del último Dakar, quien se quedó tirado en el kilómetro 50 de la especial con un grave problema de motor y tuvo que pedir ayuda.

Movida fue la jornada también en la categoría de motos, donde el francés Cyril Despres se llevó la etapa y de paso accedió al liderato.

El piloto de KTM le sacó más de diez minutos al portugués Helder Rodrigues y más de doce a Paulo Gonçalves, y lidera el rally con 10:03 de ventaja sobre su compatriota David Casteu, que hoy fue cuarto.

Este fue un mal día para los pilotos españoles: Marc Coma perdió buena parte de sus opciones para revalidar la corona al ceder más de 21 minutos sobre Despres por problemas mecánicos.

Este percance se suma al palo que recibió ayer, cuando recibió una penalización de 22 minutos por superar el límite de velocidad en una zona urbana.

Como resultado, el catalán está a más de 42 minutos de Despres, una distancia casi insalvable, como reconoció el propio piloto, pero no imposible de recuperar cuando aún faltan muchos kilómetros por delante y a las puertas del desierto de Atacama.

El español Jordi Viladoms, escudero de Coma, se despidió del Dakar el día de su cumpleaños número 30 tras sufrir una caída que lo llevó hasta la zona de asistencia médica del campamento dakariano.

Viladoms sufrió una contusión en la zona torácica, aunque los resultados de las pruebas a las que fue sometido arrojaron que el catalán se encuentra en buen estado de salud.

El chileno Francisco 'Chaleco' López volvió a sufrir la voracidad de su Aprilia a la hora de tragar combustible pero fue quinto, a 17:05 del vencedor y ocupa la séptima plaza en la general, a más de 37 minutos de Despres.

Durante la cuarta etapa de este martes, el rally se pondrá más peliagudo con su llegada a Chile a través de la cordillera de Los Andes, a más de 4.000 metros de altura.

Serán 629 kilómetros entre la localidad argentina de Fiambalá y la ciudad chilena de Copiapó, con 203 kilómetros cronometrados por el desierto de Atacama.

Contenido patrocinado

Otras noticias