Buscar

Edurne Pasaban dice que "va con las cosas muy claras y con un buen entrenamiento"

EFE
23/02/2010 - 18:06

Barcelona, 23 feb (EFE).- La alpinista vasca Edurne Pasaban, quien ha compartido hoy con la prensa su último entrenamiento en el parque barcelonés de Collserola antes de asaltar sus dos últimos 'ochomiles', ha asegurado que viaja a Asia "con las cosas muy claras y con un buen entrenamiento".

La tolosarra ha compartido entrenamiento con el tres veces vencedor de la Vuelta a España, Roberto Heras, -retirado en 2005 de la competición por dar positivo por EPO- a quien conoció a través de su entrenador personal y la firma de bicicletas que patrocina su expedición.

"Mi entrenador, José Ramón Callen, y Roberto, conocen a la perfección la dureza del deporte de alta competición, y han diseñado unas rutinas de bici que combinan la máxima exigencia al metabolismo junto a situaciones de hipoxia, es decir, justamente lo que se experimenta a 8.000 metros de altura", ha explicado la alpinista.

Pasaban, que es la única mujer viva que ha subido al K2 y la primera que ha alcanzado doce 'ochomiles', se enfrenta este año al que ella misma ha denominado 'Desafío 14x8.000' y que le podría convertir en la primera mujer del mundo que sube las catorce montañas más altas del planeta.

La tolosarra atacará el Sisha Pangma (Tíbet, 8.027 metros), primero, y el Annapurna (Nepal, 8.091 metros) inmediatamente después para aprovechar la aclimatación y, si todo sale bien, cumplirá su "reto personal" de subir las catorce cimas más altas el mundo.

No es la primera vez que la alpinista se enfrenta al Sisha Pangma: "El Sisha se me ha resistido ya en cuatro ocasiones, pero esta vez vamos por la cara norte y por una ruta diferente a la que planeamos de primera mano, porque han surgido complicaciones por una arista, pero voy con las cosas muy claras y con un buen entrenamiento", ha explicado.

La expedición estaba prevista para el 4 de marzo, pero la semana pasada el gobierno chino informó al equipo de Edurne de que no tendrán permiso de entrar en el Tibet hasta el día 16, lo que ha trastocado todos los planes.

"Los diez días que me quedan me iré a un valle de Nepal, a 6.000 metros, para aclimatarme y así poder subir directo hasta el campo 2 del Sisha", ha explicado Pasaban, que prefiere no quedarse en casa porque supondría "más tensión y menos concentración".

La alpinista, de 37 años, es consciente de que el apoyo del equipo será clave si surgen complicaciones: "Si el Sisha no sale, iremos más desmotivados a la otra, pero iremos a las dos seguro. Me he planteado que si el 15 de abril no he subido, me marcho al Annapurna", ha adelantado.

Sus principales rivales en este reto de ser la primera mujer en conquistar los catorce 'ochomiles' son la austríaca Gerlinde Kaltenbrunner, que por esas fechas estará en el Everest, y la coreana Eoh Miss Oh, que probablemente coincida con la española en la subida al Annapurna.

"Por supuesto que no pienso salir antes del campo base ni nada por el estilo; me niego a hacer una carrera de este tipo. Lo mejor sería que hiciésemos cumbre a la vez porque en la montaña, aunque cada una vaya con su expedición, todos tenemos que trabajar en conjunto para llegar arriba", ha comentado. ha declarado.

Pasaban no está de acuerdo con el espíritu competitivo de Miss Oh: "Desde Corea han impulsado esta lucha por llegar la primera. Son una cultura muy diferente a la nuestra, se lo toman más como algo militar. Yo disfruto de la montaña y sobre todo de mis amigos, ella, sin embargo, va sola con sherpas. Creo que si lo que más te importa en la vida es subir los catorce 'ochomiles', no compartirlo con nadie es muy triste".

La alpinista, que confiesa sentir miedo por el Annapurna "porque ahí se han quedado muchos amigos", estará arropada por sus familiares y amigos en el campo base, y si alcanzara su meta, no duda en cuál será el siguiente reto: "En 2001 subí al Everest con oxígeno porque era mi primer 8.000 y no sabía cómo respondería mi cuerpo, pero ahora quiero subirlo sin oxígeno", ha concluido.

Otras noticias

Contenido patrocinado