Buscar

92-98. El León da un golpe de efecto en la carrera por la permanencia al ganar en Fuenlabrada

EFE
8/03/2008 - 10:02

Fuenlabrada (Madrid), 8 mar (EFE).- La lucha por mantenerse en la Liga ACB se ha recrudecido gracias a la relativa sorpresa protagonizada por el Grupo Begar León en la pista del Fuenlabrada y la victoria del MMT Estudiantes ante el Grupo Capitol Valladolid en el pabellón Pisuerga.

Los leoneses, por tanto, se agarran como un clavo ardiendo al lema de su afición -"Sí, se puede"-, mientras que los fuenlabreños anotan un desliz que, en sus cuentas, figuraba a priori como un triunfo casi seguro porque el equipo de Gustavo Aranzana sólo había ganado hasta ahora a domicilio en una ocasión, en la salida a la pista del CB Granada.

Ahora mismo, el MMT Estudiantes está a un solo triunfo de los fuenlabreños y los leoneses a dos, aunque con la diferencia de puntos directa entre ellos y el cuadro de Luis Casimiro a su favor.

El Grupo Begar León, que salía con la presión de quemar, cuanto menos, el penúltimo cartucho por la permanencia, jugó con más aplomo en defensa y en ataque. Además, supo actuar con corazón y cabeza a partes iguales en las acciones finales para llevarse el triunfo. Las estadísticas hablan por si solas: 60 por ciento en lanzamientos triples (12/20) y 57 por ciento en tiros de dos (22/38).

El Alta Gestión Fuenlabrada, muy al contrario, saltó al parqué con los nervios a flor de piel, circunstancia que les llevó por el sendero de lo negativo: errático en defensa y nublado en ataque. En defensa tampoco alcanzó el nivel necesario pese a capturar quince rebotes más que los leoneses. Las quince pérdidas de balón que3 cometió compensaron esa superioridad.

No obstante, el partido fue igualado en su mayor parte. Los locales, lograron de salida un 14-6 (m.6) con el pívot estadounidense Tom Wideman en plan estelar (ocho puntos y cinco rebotes en el primer cuarto). El Grupo Begar León, en cualquier caso, no se puso nervioso y remó sin miedo para acabar el primer cuarto muy cerca (23-21).

El segundo tramo fue casi un calco del primero, con un constante tira y afloja y un duelo particular exterior entre el alero croata local Marko Tomas -diez puntos en el segundo cuarto- y el escolta navarro Txemi Urtasun -siete tantos-.

El tercer cuarto fue el del pívot croata Bruno Sundov. Nueve puntos seguidos colocaron a su equipo con una apreciable ventaja (52-60 m.24). El mismo Sundov, después de anotar un triple, cometió una falta antideportiva sobre Tomas que sirvió para reactivar a los madrileños.

Un parcial de 8-0 situó el tanteo en 63-62 (m.27). Aún más, cuando parecía que el Fuenlabrada le cogía el pulso al partido, (70-67 m.29) un canasta de Urko Otegui y otra del ala-pívot estadounidense con pasaporte portugués Heshimu Evans cerraron el periodo con ventaja visitante (70-71).

Un triple del italo-argentino Javier Bulfoni en la salida del cuarto corte dio alas a los visitantes. Poco a poco, el Grupo Begar consolidó la ventaja y, lo que es más importante, su confianza. Bulfoni se dedicó a ametrallar el aro local y en el minuto 37 las esperanzas locales eran nulas (78-89). Las continuas faltas personales y los desesperados lanzamientos de tres puntos del Alta Gestión sólo consiguieron alargar la agonía local.

.

- Ficha técnica:

92 - Alta Gestión Fuenlabrada (23+22+25+22): Ferrán López (16), Tomas (24), Paraíso (2), Blanco (5), Wideman (10) -cinco inicial-, Vasic (-), Hernández (10), Guardia (11), García (10) y Radivojevic (4).

98 - Grupo Begar León (21+25+25+27): Barnes (5), Urtasun (16), Bulfoni (22), Hughes (12), Jackson (10) -cinco inicial-, Otegui (8), Marco (4), Evans (2) y Sundov (18).

Árbitros: De la Maza, Redondo y Martínez. Excluyeron por personales a Wideman (m.38) y Sundov (m.39).

Otras noticias

Contenido patrocinado