Buscar

Los problemas dejan a Alonso en el en el undécimo puesto

EFE
15/03/2008 - 7:49

Melbourne (Australia), 15 mar (EFE).- Fernando Alonso (Renault), con el diferencial roto, no pudo clasificarse para la definitiva sesión de clasificación y mañana partirá desde la undécima posición en el Gran Premio de Australia, en el que además de ganar puestos para entrar en los puntos, deberá estar pendiente de los coches que remontan, como el Ferrari del finlandés Kimi Raikkonen.

Los grandes triunfadores de esta primera sesión de clasificación de la temporada han sido los Mclaren-Mercedes, ya que el británico Lewis Hamilton ha sumado su séptima "pole" y su compañero de equipo, el finlandés Haikki Kovalainen ha sido tercero. También los BMW con el segundo puesto del polaco Robert Kubica y el quinto del alemán Nick Heidfeld, han destacado sobre el resto.

Alonso ya había avisado de las dificultades de entrar entre los diez mejores de la formación de salida, pero con lo que no contaba es con que en la primera eliminatoria se rompiera el diferencial de su coche y además una bandera roja, por la salida de pista del piloto local Mark Webber (RBR-Renault), anuló su mejor vuelta cuando estaba a doscientos metros de la línea de meta.

Sin el diferencial el coche era mas complicado de conducir el coche, se marchaba, más de delante y en la última curva, en su segundo intento en la segunda sesión, perdió un poco el control y le hizo perder unas décimas que le dejaron fuera de los diez primeros

Problemas han tenido todos como Raikkonen y sobre todo el alemán Timo Glock (Toyota) al que por la mañana le sustituyeron la caja de cambios y por ello deberá retroceder cinco puestos en la formación de salida y desde el noveno descenderá al decimocuarto y eso permitirá a Alonso ser undécima y salir por la parte limpia de la pista.

Lewis Hamilton ha dominado sin problemas la sesión de clasificación en su parte definitiva y en sus dos intentos ha conseguido el mejor tiempo, sin cometer errores, y tan solo Robert Kubica ha amenazado su superioridad, pero en su segundo y último intento iba tan al límite que se salió a dos curvas del final y no pudo mejorar su tiempo.

El mundial, como el año pasado, no ha comenzado nada bien para Ferrari. Kimi Raikkonen se paraba en la calle de entrada a boxes en la primera eliminatoria, los mecánicos corrían a empujarle y eso entrañaba su fulminante desclasificación y la imposibilidad de participar en las dos siguientes.

Un problema en la bomba de gasolina fue el motivo de su parada y en caso de que no hubiera sido sancionado por los comisarios deportivos, tampoco podría haber participado en la segunda eliminatoria al no tener los mecánicos tiempo material para hacer la reparación.

Si el año pasado fue Massa el que tuvo problemas con la caja de cambios que le relegaron al final de la formación de salida, este año el brasileño partirá desde la cuarta posición de la formación de salida, porque los Ferrari tienen problemas para hacer funcionar bien los neumáticos en la primera vuelta lanzada.

Toyota ha sido el equipo que ha dado el mayor salto en relación al pasado año y el italiano Jarno Trulli, siempre muy rápido a una vuelta, ha conseguido la sexta posición, mientras que su compañero Glock hacía solo un intento en la tercera sesión que le daba la novena plaza, conocedor de que perdería cinco puestos por el problema en la caja de cambios.

Otro de los grandes perjudicados de la jornada ha sido Mark Webber, que en la segunda eliminatoria terminó en una escapatoria porque se le rompió algo en la parte delantera. El piloto manifestó que ya en la primera curva había sentido algo extraño y que al llegar a la sexta se produjo una rotura que le mandó fuera de la pista y le ha relegado al decimoquinto puesto de la formación de salida.

Otras noticias

Contenido patrocinado


El flash: toda la última hora