Buscar

Waterpolo/Europeo.- (Crónica) España sufre para ganar a Grecia (9-7) y sigue aspirando a los cuartos de final

7/07/2008 - 22:21

La selección española masculina sigue aspirando a alcanzar los cuartos de final en el Campeonato de Europa de Waterpolo, que se está disputando en Málaga, después de imponerse con sufrimiento a Grecia (9-7) y verse favorecido por la victoria de Montenegro ante Hungría.

MÁLAGA, 7 (EUROPA PRESS)

Los de Rafa Aguilar necesitaban que los montenegrinos, una de las revelaciones del torneo, pudiesen con los actuales campeones olímpicos, cosa que sucedió (10-9), y posteriormente cumplieron su parte al derrotar con trabajo a un combinado heleno que tuvo opciones hasta el tramo final del encuentro y que se topó, en momentos claves, con el guardameta Iñaki Aguilar.

Y es que España, en un encuentro igualado y marcado por la ansiedad de ambos conjuntos, llegó a gozar de dos goles de renta al inicio del cuarto periodo, pero los griegos reaccionaron y empataron poniendo en peligro las esperanzas españolas, que ahora pasan por ganar mañana a la todopoderosa selección magiar.

El combinado nacional no salió acertado en ataque, donde desperdició varias ocasiones, aunque Grecia tampoco se mostró muy atinada, incapaz de superar a Aguilar, que empezaba a demostrar sus condiciones.

El primer periodo, donde los griegos tuvieron la iniciativa, concluyó con 2-2 y, a partir de ahí, los de Rafa Aguilar, amparados por el buen hacer de su portero, comenzaron a dominar. Así, Iñaki Aguilar realizó varias acciones positivas, una de ellas deteniendo un penalti, y un gol postrero de Mario García permitía a España marcharse al descanso por delante (4-3).

Sin embargo, tras la reanudación, Grecia continuó aprovechando ciertos desajustes defensivos para evitar que los anfitriones se escapasen. Fueron momentos de liderazgo de Guillermo Molina, autor de dos goles, uno de ellos de auténtico genio y de espaldas a la portería, que tuvo dedicatoria para el lesionado Kiko Perrone, baja para el resto del torneo por un percance ocular.

Con 6-5 se entró en el cuarto final. Xavi García dio una renta de dos goles, la mayor de todo el encuentro, pero la selección española no supo atajarla, siendo víctima de sus propios despistes. Aguilar y la defensa volvieron a aparecer, y en los momentos decisivos, Felipe Perrone devolvió una delantera (8-7), ratificada y sentenciada por David Martín.

Contenido patrocinado

Otras noticias