Buscar

Muzychuk: Las condiciones en el mundial de Arabia eran inaceptables para las mujeres

EFE
7/03/2018 - 19:03

Bruselas, 7 mar (EFE).- La ajedrecista ucraniana Anna Muzychuk, campeona del Mundo de ajedrez de 2015 a 2016, decidió no aspirar a revalidar el título en el campeonato de Riad (Arabia Saudí) porque las condiciones exigidas por el país le parecieron "completamente inaceptables", según explicó hoy en Bruselas.

La joven de las hermanas Muzychuk, que renunció a participar en dicho torneo por celebrarse en un país que "no respeta los derechos" de las mujeres, acudió al Parlamento Europeo (PE) con motivo de los actos celebrados por la semana de la mujer, donde explicó su decisión y criticó la brecha salarial en este deporte.

"Es la primera vez que estoy en Bruselas y quiero agradecer a todo el mundo que me ha invitado. Me ha hecho muy feliz poder responder a todas las preguntas sobre mi decisión de no acudir a Arabia Saudí", afirmó a Efe.

Según Muzychuk, las autoridades saudíes exigían llevar un vestido negro dentro del recinto del campeonato sin necesidad de llevar 'hiyab', pero que una vez fuera debían llevarlo, algo que consideró "incorrecto" y personalmente "inaceptable".

Aparte del uso obligatorio del 'hiyab', las jugadoras que asistieran al campeonato debían estar siempre acompañadas por hombres, limitar al máximo sus conversaciones con varones y evitar mostrar su belleza públicamente con maquillaje debido al estricto código de vestimenta saudí.

A pesar de todo, la ajedrecista ucraniana reconoció que le resultó muy difícil renunciar a participar en el torneo.

"Fue una decisión muy difícil de tomar porque el premio era muy alto, ocho veces más que en campeonatos anteriores. Fue una gran pérdida económica para mí (...) Desde pequeña mi gran sueño era ser campeona del mundo de ajedrez", manifestó la ajedrecista.

Muzychuk agregó que, ante la situación de decidir entre sus derechos y el posible premio, decidió "apostar por los derechos de las mujeres".

"Espero que nuestra decisión ayude a otras mujeres a luchar por sus derechos y defender que no es normal jugar en esas condiciones", añadió.

Por otro lado, la jugadora ucraniana señaló que aunque los nuevos premios en la categoría femenina de ajedrez se han incrementado, éstos siguen siendo "ocho o nueve veces inferiores" a los premios masculinos porque este deporte, afirmó, "sigue siendo considerado para hombres".

"Queríamos invitar a Mariya al Parlamento Europeo porque aquí tuvimos un encuentro desagradable con un diputado de la extrema derecha polaca, que dijo que las mujeres no podían jugar tan bien al ajedrez como los hombres, y queremos justamente probar lo contrario", explicó el eurodiputado del grupo de los Verdes, Florent Marcellesi, a Efe.

El eurodiputado francés agregó que el mencionado político polaco, Korwin-Mikke, fue invitado a participar en el acto y a jugar contra Mariya, pero que éste se negó.

"Mariya ha preferido rechazar asistir al campeonato y además luchar en defensa de los derechos de las mujeres y contra la discriminación que sufren las mujeres en países como Arabia Saudí y en el deporte", concluyó.

Una de las principales demandas formuladas este año en el Día de la Mujer, que se celebra mañana, es el fin de la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Se trata de una reivindicación que asumen como propia cada vez más deportistas, como las hermanas Muzychuk, cansadas de resignarse a cobrar por premios y patrocinio una ínfima parte de lo que reciben sus compañeros.

Por ejemplo, el hecho de que entre los cien deportistas con más ingresos del mundo figure solo una mujer, la tenista estadounidense Serena Williams, o que el patrocinio del deporte femenino suponga apenas un 0,4 % del total demuestra que, en este sector, la brecha es profunda.

Otras noticias

Contenido patrocinado