Buscar

Se reponen cuatro competidores accidentados en la cuarta etapa del Rally Dakar

EFE
7/01/2009 - 16:56

Neuquén (Argentina), 7 ene (EFE).- Cuatro pilotos de motos del rally Dakar 2009 permanecían hoy internados en una clínica del sur de Argentina a raíz de heridas sufridas durante la cuarta etapa de la competición, que ya se ha cobrado una víctima mortal.

Los heridos son el checo Dusan Randysek, el francés Jean Francois Jayez, el canadiense Donald Hatton y el chileno Andrés Tamm Plesch, quienes seguirán ingresados durante al menos 24 horas más en una clínica de la ciudad argentina de Neuquén, capital de la provincia homónima.

Los corredores sufrieron traumatismos y perdieron el conocimiento en distintos accidentes, por lo que seguirán "en observación, a la espera de su evolución", aunque "ya todos recuperaron el conocimiento", aseguró hoy el director de la clínica, Humberto Lorandi, a los periodistas.

Los competidores sufrieron heridas durante la cuarta etapa de la carrera, que unió las ciudades argentinas de Ingeniero Jacobacci y Neuquén y fueron trasladados en un avión sanitario al centro asistencial de la capital provincial.

El francés Jayez forma parte del equipo DTT, el checo Randysek de Offroadsport CZ, el canadiense Hatton de Destination Dakar y el chileno Tamm Plesch de la escudería Meca System, aunque todos conducían motocicletas de la marca KTM.

El motociclista francés Pascal Terry, de 49 años, fue hallado muerto en la madrugada de hoy en un terreno donde se disputó la segunda etapa del rally Dakar, que por primera vez se desarrolla en Suramérica, con un recorrido de más de 9.000 kilómetros por Argentina y Chile.

Terry, quien participaba por primera vez en el Dakar, era buscado desde la tarde del domingo pasado y sus restos fueron hallados a la sombra de arbustos, junto con agua y alimentos, informaron hoy los organizadores de la competición.

El sábado pasado, en la primera jornada del rally se accidentaron el piloto inglés Paul Green y su copiloto Matthew Harrison, quienes desde entonces permanecen internados en estado grave en una clínica de Santa Rosa, capital de la provincia argentina de La Pampa.


Contenido patrocinado

Otras noticias