Buscar

PSOE y PP rechazan que el Congreso exija al Gobierno un calendario para extender las lenguas cooficiales, como pedía ERC

17/03/2009 - 21:18

Tardà anuncia la vuelta "al conflicto y la insumisión lingüística" por la negativa del PSOE a regular uso del catalán en la Cámara

Tardà anuncia la vuelta "al conflicto y la insumisión lingüística" por la negativa del PSOE a regular uso del catalán en la Cámara

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Socialistas y 'populares' unieron esta noche sus votos en el Pleno del Congreso para tumbar una moción de ERC en la que se instaba al Gobierno a presentar, en un mes, un calendario para conseguir la plena la normalización del uso de las lenguas cooficiales en toda la Administración General del Estado y los órganos constitucionales, incluido el Congreso de los Diputados. La negativa del PSOE llevó al diputado de ERC Joan Tardà a anunciar la vuelta "al conflicto y a la insumisión lingüística" en la Cámara Baja.

Los republicanos reivindicaban que ese plan gubernamental incluyera actuaciones para lograr que los diputados pudiera utilizar el catalán, el gallego y el euskera en el Congreso. El PSOE presentó una enmienda al texto de ERC que no fue aceptada por los independentistas porque dejaba al margen el punto relativo al uso de estas lenguas en sede parlamentaria.

El propio diputado de ERC Joan Tardà admitió que el PSOE había asumido el "90 por ciento" de los planteamientos de su grupo, pero que la negociación había "descarrilado" por la negativa de los socialistas a fomentar la utilización del catalán en el Congreso.

"NO PODRÁN MAREAR MÁS LA PERDIZ"

"Que todo el mundo sepa que el PSOE no está de acuerdo con que se normalice el uso lenguas en el Parlamento y que le duele en el alma que aquí se pueda hablar también en catalán", enfatizó Tardà, avisando a los socialistas de que, a partir de hoy ya no "podrán marear más la perdiz" con esta cuestión como, a su juicio, vienen haciendo desde 2004 cuando ERC abrió su ofensiva para "normalizar" el uso de estas lenguas en los debates parlamentarios.

Pero Tardà fue aún más allá al dejar claro que su formación no va a renunciar a esta reivindicación que viene planteando en el Congreso desde 2004 y que la negativa del PSOE aboca a los republicanos "al conflicto y a la insumisión lingüística".

De esta forma, Tardà anunciaba el fin de la 'paz lingüística' que ha mantenido desde el inicio de esta legislatura y abría la puerta a volver a utilizar el catalán en la Cámara. "¿Qué van a hacer, nos van a echar?", proclamó desafiante. También desde CiU, el PNV y el BNG se defendió la posibilidad de utilizar las lenguas cooficiales en el Congreso.

PSOE: ASÍ NO AYUDAN AL CATALÁN

Por su parte, la diputada del PSC Meritxell Batet defendió la enmienda de su grupo, proclamó su "orgullo" por pertenecer a un Estado plurilingüe y lamentó que ERC se empeñe en defender posiciones "maximalistas" en esta materia porque "desde el enfrentamiento" no se va a ser posible llegar a acuerdos en favor del plurilingüismo. "Con su actitud no ayudan a las lenguas oficiales distintas del castellano", apostilló Batet.

Desde el PP, Eugenio Nasarre, justificó el rechazo de su formación a un texto que, desde su punto de vista, "abre la puerta a una mutación constitucional de alcance incalculable y sin precedentes" y busca, por un lado "dinamitar el modelo lingüístico" que establece la Carta Magna y por otro dar apoyo a la política que, en este materia, aplica el gobierno tripartito catalán y que incluye, según el PP, "medios coercitivos" para "marginar al castellano del espacio público".

Los independentistas catalanes habían dividido su moción en dos partes. La primera tenía como objetivo que el Congreso manifestase su apoyo al modelo lingüístico catalán y a la "plena normalización" del uso de las lenguas cooficiales en "todas las esferas de la vida pública".

Partiendo de esta premisa, ERC pretendía que el Congreso instase al Gobierno a promover la incorporación del catalán, el gallego y el euskera en los órganos constitucionales y especialmente en el Congreso. Para ello, proponían establecer mecanismos de relación y coordinación entre el Consejo de las Lenguas Cooficiales de la Administración General del Estado y la Cortes Generales.

COMPENTENCIA LINGÜÍSTICA DE LOS FUNCIONARIOS

También se pedía al Gobierno que concretase un plan de actuación para la normalización de las lenguas en toda la Administración a lo largo de esta legislatura para "dotar al funcionariado de la suficiente competencia lingüística", así como medidas para el fomento de las lenguas cooficiales en tan significativos como el de la radio y la televisión públicas y privadas de ámbito estatal, la inclusión de su enseñanza en los planes de estudio o la modificación de la reglamentación referida al etiquetaje de productos comerciales.

Los republicanos demandaban, por último, que se cumplieran todos los artículos del Estatut sobre el reconocimiento de la oficialidad del catalán en la Unión Europea y otros organismos internacionales.


Otras noticias

Contenido patrocinado