Buscar

Aparente calma y nuevas protestas a favor y en contra de Zelaya en Honduras

EFE
1/07/2009 - 18:42

Tegucigalpa, 1 jul (EFE).- Honduras amaneció hoy bajo una aparente calma mientras detractores y seguidores del depuesto presidente Manuel Zelaya continúan manifestándose, al cumplirse una semana de la destitución temporal del máximo jefe militar hondureño, uno de los agravantes de la crisis política que atraviesa el país.

Unos 300 miembros de organizaciones populares afines a Zelaya, derrocado el domingo y expulsado del país por los militares, se concentraron frente a una entrada posterior de la Casa Presidencial en Tegucigalpa para exigir el regreso del depuesto mandatario.

El presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (CODEH), Andrés Pavón, dijo a Efe que también se llevan a cabo actos de protesta y cortes de carreteras, "aunque pocos", en localidades de los departamentos caribeños de Colón, Atlántida y Cortés (norte), Santa Bárbara (oeste) y Olancho (este).

Pavón indicó que continúa la huelga de maestros y sindicatos del sector público como el de la empresa telefónica estatal.

Organizaciones contrarias a Zelaya, que promueven la defensa de la Constitución, también convocaron este miércoles a realizar marchas en San Pedro Sula (norte, segunda ciudad en importancia de Honduras), La Ceiba (Caribe) y Choluteca (sur).

Después de los enfrentamientos del lunes, cuando la Policía desalojó violentamente a seguidores de Zelaya de los alrededores de la Casa Presidencial, no se han producido incidentes de gravedad, según fuentes policiales.

El nuevo presidente hondureño, Roberto Micheletti, quien el domingo fue elegido por el Parlamento en lugar de Zelaya, aseguró anoche en una comparecencia por radio y televisión que "hay tranquilidad" en el país.

Pavón comentó que el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el general Romeo Vázquez, ha estado llamando a "líderes populares", supuestamente para dialogar sobre la crisis, pero subrayó que él y sus compañeros no se reúnen "con golpistas".

Hace una semana, Zelaya destituyó a Vázquez, aunque dos días después reconsideró, porque las Fuerzas Armadas se negaron a cooperar, con base en un fallo judicial, en una consulta popular que el entonces gobernante pretendía celebrar el domingo con la intención de instalar una Asamblea Constituyente.

Zelaya también anunció entonces que había aceptado la renuncia del ministro de Defensa, Ángel Edmundo Orellana, quien además ejerció como titular de Relaciones Exteriores y Gobernación (Interior) en menos de tres años.

La destitución de Vázquez agravó la crisis desatada por la decisión de Zelaya de llevar adelante la consulta, que finalmente no se celebró porque el domingo de madrugada los militares lo sacaron de la Presidencia y del país hacia Costa Rica.

Zelaya, que ha obtenido un respaldo unánime de la comunidad internacional, que por el contrario da la espalda a Micheletti, ha asegurado que regresará al país, aunque el nuevo presidente ha advertido de que si lo hace será detenido porque tiene órdenes de captura por delitos relacionados con la convocatoria de la consulta.


Contenido patrocinado

Otras noticias