Buscar

Alcalá de Henares da el último adiós a Daniel Jimeno

EFE
12/07/2009 - 14:00

Madrid, 12 jul (EFE).- La capilla del Tanatorio Cementerio Jardín, en la localidad de Alcalá de Henares, se ha quedado hoy pequeña para acoger a los numerosos familiares, vecinos y amigos que han querido dar su último adiós a Daniel Jimeno, el joven de 27 años que murió corneado por un toro en los Sanfermines.

Entre los asistentes a la despedida del alcalaíno, cuyos restos han sido incinerados, se encontraba la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, a quien su homólogo de Alcalá de Henares, Bartolomé González, ha agradecido el trato que el Ayuntamiento y la capital navarra han brindado a la familia de Daniel.

"La vida sigue y Pamplona tiene que seguir con sus encierros", ha dicho González, que también ha destacado cómo Alcalá de Henares, ciudad natal de Daniel Jimeno, "ha vivido esta tragedia como una gran familia".

Prueba de ello son las decenas de jóvenes y vecinos que desde primera hora de la tarde de ayer han pasado por el tanatorio, situado a las afueras de Alcalá, para acompañar a los padres, a la hermana y a la novia del joven.

Algunos de ellos, según ha recogido EFETV, han aprovechado la presencia del alcalde Bartolomé González en el tanatorio para pedirle que en la plaza 1 de Mayo "se ponga el nombre de Daniel Jimeno".

"Nos los ha prometido y espero que lo cumpla", ha dicho un joven, que se ha mostrado dispuesto a recoger firmas para que el nombre de su amigo tenga un lugar reservado en la ciudad complutense.

En representación de la corporación municipal y en nombre de la ciudad de Pamplona, su alcaldesa, Yolanda Barcina, ha transmitido a los familiares de Daniel "todo nuestro cariño y apoyo".

En declaraciones a los medios, se ha sentido "estremecida" por cómo esta familia, "desgarrada" por el dolor, "comprende las tradiciones" y "ama y quiere seguir amando" la fiesta de San Fermín.

"Es sobrecogedor cuando me dicen 'cuida la fiesta' después de lo que han pasado", ha dicho Barcina, a quien el padre de Daniel le confesaba que siempre le decía a su hijo: "no corras en otros sitios, corre en Pamplona que es seguro".

Sobre este asunto, la regidora ha incidido en que el encierro es "una actividad de riesgo" y que "quien entra en el recorrido sabe a que se expone" a pesar de las numerosas medidas de seguridad que se adoptan año tras año.

Barcina ha estado permanentemente informada del estado de los heridos en el sexto encierro, corrido con reses de la ganadería sevillana de Miura y que se ha convertido en el más largo y peligroso de las fiestas, con cinco minutos de duración y con el toro "Ermitaño" como protagonista.


Contenido patrocinado

Otras noticias