Buscar

Entierran en su aldea natal en Chechenia a la activista rusa asesinada

EFE
16/07/2009 - 19:56

Moscú, 16 jul (EFE).- La activista y periodista rusa Natalia Estemírova fue enterrada hoy en su aldea natal de Koshgueldi, república norcaucásica de Chechenia, según las tradiciones musulmanas.

El cuerpo de Estemírova, secuestrada y asesinada la víspera de varios disparos en la cabeza y el pecho, fue sometida al rito de la ablución tras lo que se procedió, antes de la puesta de sol, a su sepultura a lado de la tumba de su padre en el distrito de Gudermés, según la emisora de radio "Eco de Moscú".

Horas antes, el cuerpo de la activista fue trasladado en procesión por la Avenida de Putin -en honor al ex presidente y actual primer ministro ruso, Vladímir Putin- y el Parque de los Periodistas hasta la principal mezquita de la capital, Grozni.

En la ceremonia de despedida, que transcurrió en silencio y sin discursos oficiales, participaron más de un centenar de personas, principalmente colegas periodistas y activistas, y civiles a los que defendió y ayudó.

Según las agencias rusas, entre las pancartas que enarbolaban los presentes destacaba una que rezaba "¿Quién será el próximo?", en alusión al riesgo que corren los activistas que defienden los derechos humanos en la inestable región del Cáucaso.

Mientras, en Moscú activistas y opositores se concentraron en el centro de Moscú para rendir tributo a Estemírova y criticar a las autoridades por su inacción a la hora de garantizar la protección de sus colegas.

"Murió otro mártir", "Sólo miserables cobardes asesinan a mujeres", decían algunas de las pancartas que se podían ver en la céntrica Plaza de Pushkin, acordonada por la policía.

La organización rusa de derechos humanos Memorial, para la que trabajaba Estemírova, responsabilizó de su asesinato al presidente de Chechenia, Ramzán Kadírov

Estemírova, que se dedicaba a documentar los secuestros, ejecuciones sumarias, torturas y otros abusos contra civiles en el Cáucaso, había tenido numerosos encontronazos con Kadírov.

"Sé a ciencia cierta quién es el culpable del asesinato de Natasha (diminutivo de Natalia) Estemírova. Todos conocemos a este hombre. Se llamada Razmán Kadírov y es el presidente de la República de Chechenia", declaró el director de Memorial, Oleg Orlov.

Orlov aseguró que "Ramzán había amenazado a Natalia, la ultrajaba, la consideraba su enemiga personal. No sabemos si él mismo ordenó (el asesinato) o lo cometieron sus subordinados para ganarse su aprecio".

No obstante, Kadírov afirmó que los autores del asesinato intentaban desestabilizar la situación en la república y aseguró que ha encargado a los cuerpos de seguridad que hagan lo imposible por esclarecer el crimen.

Por su parte, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, elogió a la activista por decir la verdad y aseguró que su muerte "no quedará impune", pero tachó de "inaceptable" para el Kremlin acusar a Kadírov de estar detrás del asesinato.

El asesinato de Estemírova ha sido condenado unánimemente por toda la comunidad internacional, incluido el departamento de Estado norteamericano y la Unión Europea, que han demandado que la Justicia rusa esclarezca el caso.

Contenido patrocinado

Otras noticias