Buscar

El PSC cree "irrenunciable" aprobar el proyecto de creación de veguerías y asume la polémica

EFE
4/01/2010 - 18:08

Barcelona, 4 ene (EFE).- El portavoz del PSC, Miquel Iceta, ha confirmado que su formación mantiene el compromiso de modificar la ordenación territorial de Cataluña en siete veguerías, un objetivo "irrenunciable" que le lleva a asumir como inevitable que el proyecto acarree "debate y polémica" entre sus dirigentes locales.

En la rueda de prensa posterior a la comisión ejecutiva de los socialistas catalanes, Iceta ha dejado en manos del ejecutivo catalán el momento en que se apruebe el proyecto de las veguerías, que ERC quiere que sea en el Consell de Govern del 12 de enero, y ha rechazado que el presidente catalán, José Montilla, desee frenarlo puesto que el compromiso forma parte del plan del gobierno tripartito.

En todo caso, Iceta ha apelado al "máximo consenso" para llevar adelante una iniciativa que, ha recordado, lleva más de 30 años pendiente y que significa en la práctica la sustitución de las provincias por las veguerías en la organización interna de Cataluña, tal como marca el Estatut, para lo cual deberán reformase leyes orgánicas estatales.

Iceta ha recordado que ya en 1977, hace 33 años, el entonces líder del PSC, el fallecido Joan Reventós, "se comprometió a acabar con la división provincial" de Cataluña en un histórico mitin en la plaza de toros de la Monumental. "Es un objetivo irrenunciable y los ritmos los marca el Govern", ha sentenciado Iceta.

Así pues, será el 12 de enero o un poco más adelante, pero el PSC mantiene su deseo de que el Govern remita al Parlament un proyecto de ordenación territorial que apostará por crear siete veguerías, algunas polémicas por cuestiones de capitalidad, en un proyecto que no contempla las reclamaciones de veguería propia de L'Aran, Penedés ni del Alt Ter.

El PSC es consciente de que el proyecto territorial pisará algunos "callos" entre sus dirigentes territoriales, que hoy mismo se peleaban entre ellos en directo por la radio de la Generalitat.

En este sentido, los alcaldes de Tarragona, Josep Félix Ballesteros, y de Reus, Lluís Miquel Pérez, han rivalizado, en Catalunya Ràdio, por la capitalidad de la futura veguería del Camp de Tarragona, una vez asumida por todos la creación de la de las Tierras del Ebro, que dividirá así en dos a la actual provincia de Tarragona.

El alcalde de Reus ha puesto el ejemplo de cocapitalidad de la comarca del Vallès Occidental entre Sabadell y Terrassa para pedir lo mismo entre Reus y Tarragona en la futura veguería, lo que ha sido rechazado de plano por un desafiante Ballesteros, que ha dicho que piensa llegar "hasta el final" en la defensa de la capitalidad de Tarragona.

"Somos muy conscientes de que todos los cambios generan debate y polémica, que son lógicas, y que la nueva ordenación territorial requerirá de un esfuerzo muy grande de consenso", ha subrayado Iceta al ser preguntado por las diferencias entre los alcaldes socialistas.

Iceta ha querido ser positivo y, tras asumir como inevitable la polémica, ha justificado a Ballesteros y Pérez porque trabajan en la defensa de los intereses de sus respectivas ciudades. "Yo no apoyaría a un alcalde que primase los intereses de su partido a los de su ciudad", ha apuntado.

En todo caso, Iceta cree que "será sencillo encontrar una solución", sobre todo teniendo en cuenta que las futuras veguerías serán organismos locales de segundo nivel, no más importantes que las actuales diputaciones.

Respecto a las aspiraciones del Val d'Aran, en donde también gobiernan los socialistas, Iceta ha admitido que es un "tema específico" y que habrá que atender la "singularidad" de este territorio "en función de lo que diga la ley de l'Aran".

Pero ha recordado que la idea del PSC es "clara": "Queremos una Cataluña en siete veguerías".

Contenido patrocinado

Otras noticias