Buscar

Diputados del PSOE esperan que Zapatero reafirme su "sensibilidad social" y le pedirán pedagogía en las reformas

7/02/2010 - 12:12

El Grupo Parlamentario dará el martes su apoyo al presidente sin apenas voces críticas

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Los parlamentarios del PSOE esperan que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, les confirme este martes que sus reformas económicas mantendrán la "sensibilidad social" demostrada hasta ahora y, además aprovecharán para pedirle "claridad" y "pedagogía" a la hora de comunicar esas medidas, según señalaron diputados consultados por Europa Press.

Zapatero presidirá el martes en el Senado la primera reunión del Grupo Parlamentario Socialista en este periodo de sesiones, después de haber presentado el viernes líneas generales para la reforma laboral y, una semana antes, las relativas al futuro del sistema público de pensiones.

El Grupo dará su respaldo a las políticas económicas de Zapatero para hacer frente a la crisis, pero le pedirá más "capacidad didáctica" a la hora de anunciarlas y que el Gobierno ordene sus mensajes y sus propuestas. "Ser claros desde el primer momento nos ayudará a lograr la complicidad social que es necesaria", resume un diputado.

En este sentido, la diputada por Sevilla Carmen Hermosín se mostró convencida de que no habrá voces críticas y sí mucho apoyo al Gobierno. No obstante, opinó que deberían establecerse "pautas claras de comunicación en todo lo que tenga que ver con reformas importantes", según dijo en declaraciones a Europa Press.

CONFUSIÓN SOBRE LAS PENSIONES

En pro de esa claridad, varios de los consultados reconocen que habría sido mejor distinguir claramente las medidas para hacer frente a la crisis (como el plan de austeridad para ahorrar 50.000 millones de euros) de la propuesta de reforma del sistema de pensiones, que no tiene nada que ver pero que ha generado confusión y malestar en la población.

Otros defienden que la reforma se propuso en el momento adecuado para calmar a los mercados pero, aun respaldando el anuncio, alguno cree que si la deuda española sigue muy volátil es precisamente porque el mercado no acaba de creerse que se vayan a aplicar los planes, dada la contestación social que han generado.

En todo caso, los diputados creen que sólo hay que corregir algún "problema de comunicación" pero, en su mayoría, no discuten el fondo de la propuesta. Hermosín recalcó que está claro que la reforma del salir del Pacto de Toledo, pero valoró que el Ejecutivo haya tomado la iniciativa. "No se puede ir al Pacto de Toledo con un papel en blanco", recalcó.

Los socialistas creen incluso que este es un buen momento para abordar la sostenibilidad de las pensiones a 30 años vista porque el Fondo de Reserva de la Seguridad Social tiene un superávit de más de 60.000 millones. Lo que hace falta, insisten los diputados, es pedagogía porque "no es posible acometer un trabajo de cierta profundidad en el sistema de pensiones si no hay consenso social".

No obstante, entre los que rechazan de plano la propuesta de reforma propuesta están los diputados de Izquierda Socialista y, si tienen ocasión, le pedirán a Zapatero que deje de hacer guiños al mercado, que es "insaciable", y que persevere y "resista" en su política de tinte social. "Si resistimos podemos perder (las elecciones), pero si no resistimos estamos perdidos", dice su portavoz, Juan Antonio Barrio de Penagos.

Esa será, probablemente, la voz más crítica que se oiga en la reunión aunque, según el diputado por Alicante Herick Campos, "a Zapatero no le molesta el debate y le gusta oír todas las opiniones".

Y, en todo caso, los socialistas insisten en no dar gran importancia a la caída de la Bolsa y la fluctuación de los mercados de la deuda esta semana. "Hace dos meses la Bolsa estaba batiendo récords y el paro también", ilustró Campos.

DEJAR ATRÁS LAS PALABRAS DE BARREDA

Eso sí, nadie apuesta por que en la reunión del grupo surja algún consejo similar al que le dio a Zapatero esta semana el presidente castellano-manchego José María Barreda, apostando por una reducción del Gobierno. "Eso no toca. Ha sido una desintonía aislada y no merece mayor comentario. Eso es distraer la atención", opinó uno de los consultados.

Los parlamentarios tampoco dan importancia al incidente ocurrido con el Programa de Estabilidad remitido a Bruselas, cuando el Gobierno optó por retirar del documento un "ejemplo" de cuánto se ahorraría el Estado si se ampliara el periodo de cálculo de las pensiones de 15 a 25 años.

"Si falta o sobre un papel, es un tema menor", opinó el secretario primero de la Mesa del Congreso, Javier Barrero. Lo importante, dijo, es que el Gobierno tiene la "responsabilidad moral" de afrontar este asunto y se mostró "orgulloso" de la actitud del Ejecutivo mientras que tachó de "indignante" que el PP lo utilice para atacar al Gobierno.

La cohesión y la crítica acotada y limitada de los parlamentarios contrastan con la mayor preocupación que muestran algunos dirigentes territoriales del PSOE que afrontan elecciones antes que Zapatero y que, en privado van más allá de criticar la forma en la que se han comunicado las medidas.

Algunos de los consultados por Europa Press ven con mucha "preocupación" la situación y sobre todo la pérdida de confianza de los inversores extranjeros en España. Creen, incluso, que el Gobierno se equivocó en el diagnóstico y ahora tampoco está haciendo un buen análisis de la situación.

Uno de los consultados consideran que con lo sucedido esta semana da la impresión de que el Gobierno "va dando tumbos" y que esto no es muy positivo para el PSOE desde el punto de vista electoral porque, afirma, el Ejecutivo ha despertado la inquietud entre los "amigos" y entre los sindicatos. Este dirigente apuesta por adoptar las medidas con el mayor consenso posible y confía en que el Gobierno sea capaz de reconducir la situación.

Otras noticias

Contenido patrocinado