Buscar

La baja participación pero la alta tensión marcan el comienzo de la ronda decisiva

EFE
7/02/2010 - 13:20

Kiev, 7 feb (EFE).- La baja participación pero la alta tensión han marcado el comienzo de la votación hoy en Ucrania en la segunda y decisiva ronda de las elecciones del nuevo jefe del Estado.

Tres horas después de la apertura de los colegios, la participación era de 13,67 por ciento, informó la Comisión Electoral Central (CEC).

Los máximos y mínimos de actividad electoral coinciden en las zonas de mayor apoyo de los dos candidatos que se disputan la presidencia, la primera ministra Yulia Timoshenko y el líder opositor Víctor Yanukóvich.

En la parte oriental del país, donde la mayoría de la población es ruso hablante y apoya a Yanukçovich, la actividad electoral es mucho más elevada.

En su patria chica, Lugansk, la participación ha sido del 22,01 por ciento, y en la vecina región de Donetsk, del 21,25 por ciento.

En la parte occidental de Ucrania, donde se considera que la mayoría de los electores apoyará a la primera ministra Yulia Timoshenko, la participación electoral marcó los índices más bajos.

En la región de Transcarpatia la asistencia electoral ha sido de 5,53 por ciento y en la vecina región de Rovno, del 7,14 por ciento.

Mientras, crecen la tensión y las sospechas de que el perdedor de las elecciones no admita la victoria de su rival.

A lo largo de la mañana se sucedieron denuncias de presuntas violaciones por ambas partes, incluida la acusación a Timoshenko de propaganda electoral en la jornada de votación, por haber prometido que servirá a Ucrania "de todo corazón".

"He votado por una nueva Ucrania, una Ucrania maravillosa y europea, donde la gente vivirá feliz", dijo Timoshenko tras emitir el voto en su ciudad natal, Dnepropetrovsk.

Su rival, Yanukóvich, que emitió su voto en Kiev, dijo haber votado "por la estabilidad" y "por una Ucrania fuerte".

"Estoy convencido de que el pueblo ucraniano se merece una vida mejor, por lo que he votado por unos cambios buenos, por la estabilidad y una Ucrania fuerte", declaró a la salida de la mesa electoral.

El actual presidente de Ucrania, Víctor Yúschenko, cuya candidatura quedó descartada en la primera ronda, declaró que hoy en día es "mostrar la capacidad de transferir el poder de modo democrático".

El jefe de Estado saliente, que ya había anunciado su propósito de votar en contra de ambos candidatos, opinó que "a Ucrania le dará vergüenza por su elección".

No obstante, insistió, su país "debe aprender a celebrar elecciones legales y honradas" y lo principal en la jornada de hoy es "demostrar la capacidad de transferir el poder de modo democrático".

Comparte la misma opinión el tercer candidato más votado, el banquero Serguéi Tiguipko, a quien ambos candidatos trataron infructuosamente de atraer.

"Creo que ahora lo principal es que todo transcurra con calma, como en los países europeos y, tras los primeros resultados, los rivales se feliciten y se preparen para continuar el trabajo", dijo.

Sin embargo, él mismo no cree en semejante posibilidad.

"Lamentablemente, tenemos unos bandos (de Timoshenko y Yanukóvich) que están dispuestos a cualquier cosa con tal de hacerse con el poder", advirtió.

Mientras, a lo largo de la mañana de distintas zonas del país llegaban noticias alarmantes, desde amenazas de bomba en varios colegios del Este y hasta la misteriosa muerte del secretario de una mesa electoral y partidario de Timoshenko, en el Oeste, acompañada por la desaparición de las papeletas de votación.

No obstante, las autoridades oficiales no ven por el momento motivos de alarma.

"No disponemos de información sobre incidentes o violaciones que puedan influir en los resultados de la votación", declaró a la prensa Mijaíl Olshanski, miembro de la CEC.

Otras noticias

Contenido patrocinado