Buscar

Blanco dice no sentirse un "justiciero" que lucha contra los controladores

EFE
7/02/2010 - 17:50

Madrid, 7 feb (EFE).- El titular de Fomento, José Blanco, asegura que no se siente como el ministro "justiciero" o el "Quijote" que, "campo abierto", se ha enfrentado a los "malvados" controladores y les ha arrebatado un "botín supuestamente obtenido a base de extorsionar a la sociedad y a los gobiernos anteriores".

En su blog personal, el ministro de Fomento explica hoy que "no hay nada de eso" y que su enfrentamiento con los controladores aéreos no puede verse como "una película de buenos y malos".

Estas reflexiones las escribe dos días después de que el Gobierno haya aprobado un real decreto por el que AENA vuelve a asumir la capacidad de gestión y control del tráfico aéreo, que desde 1999 estaba en manos de los controladores aéreos.

Al respecto, Blanco destaca que la tarea de Gobierno "no tiene por qué ser emocionante" y que, en realidad, es "mucho mejor" que no lo sea.

Asimismo, resalta que no tiene nada en contra de los controladores aéreos, que le parece "injusto" que ahora se les "anatemice" y se les presente "poco menos que como malhechores o parásitos de la sociedad".

"Estoy convencido que la inmensa mayoría son ciudadanos tan respetables como cualquier otro", precisa Blanco, que añade que son profesionales cualificados que realizan su labor con "solvencia y amor" y que buscan "legítimamente" lo mejor para sí mismos y los suyos.

Por ello, considera que "ni responde a la realidad, ni es bueno para nadie que la gestión de los problemas económicos y políticos se quiera convertir en una novela de caballerías".

"Ni Pepe Blanco tiene vocación de Quijote, ni los controladores son gigantes disfrazados de molinos de viento", sostiene el ministro.

En su opinión, las cosas son "mucho más prosaicas", ya que lo "único que está en juego" es la viabilidad económica y la competitividad de la navegación aérea en España en un momento de crisis y de cambio del modelo productivo.

"Algo tan poco heroico, pero tan importante como eso" es lo que asegura que le ha llevado a afrontar el problema derivado de la falta de acuerdo entre AENA y los controladores aéreos.

Según recuerda, llevaban cinco años (desde el 31 de diciembre de 2004) de negociación "infructuosa" y las últimas propuestas de los controladores "agravaban" el problema: "si no quieres café, toma dos tazas".

Esta es la razón que ha llevado al Gobierno a "tomar cartas en el asunto", pero "no he querido meter en cintura a nadie", "ni echar al público en contra de nadie", "ni mucho menos desatar un conflicto", indica Blanco.

El decreto-ley es un "mero acto" de Gobierno en la lucha contra la crisis, afirma el ministro, que agrega que "si sirve para algo en este terreno, me doy por satisfecho".

"Todo lo demás forma parte de una concepción circense de la política que ni comparto ni me parece útil", concluye.


Otras noticias

Contenido patrocinado