Buscar

La Xunta lamenta no cerrar acuerdo total sobre ley de cajas ni tener "fecha"

EFE
23/02/2010 - 16:54

Madrid, 23 feb (EFE).- El consejero gallego de Presidencia, Alfonso Rueda, lamentó hoy que no se haya avanzado en las negociaciones con el Estado sobre la constitucionalidad de la ley gallega de cajas, lo que ha impedido cerrar un acuerdo absoluto sobre la norma y tener "fecha" para un próximo encuentro.

En rueda de prensa, Rueda insistió en que la Xunta de Galicia venía dispuesta a negociar y a cerrar acuerdos (en su totalidad) sin alterar "lo esencial" de la ley gallega de cajas.

Sin embargo, "sólo" se ha llegado a acuerdos con el Estado en seis puntos recurridos -de un total de once, en diez preceptos diferentes- que, a juicio de Rueda, se podían haber cerrado desde el pasado miércoles.

En otros cinco aspectos "fundamentales", Galicia quiere seguir negociando porque hay "importantes discrepancias" con el Gobierno, dijo la consejera gallega de Hacienda, Marta Fernández Currás.

Entre ellos, la competencia autonómica para determinar la situación de déficit patrimonial de una entidad o el relativo a las fusiones en las que se vean implicadas Caixa Galicia o Caixanova.

Por eso, Rueda advirtió de que si el secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, hablaba de avances "significativos" o de una reunión "fructífera", la Xunta de Galicia no podría coincidir en esa valoración.

Acto seguido, Zarrías aclaró que el gobierno autonómico no puede decir que los seis acuerdos alcanzados hoy fueran los mismos del miércoles, ya que entonces no había ninguno.

De hecho, el secretario de Estado explicó que ello habría sido imposible porque Galicia no había aún modificado nada.

Los cambios propuestos se recibieron al día siguiente, concretamente por la noche del jueves, el mismo día que el Tribunal Constitucional admitió a trámite el recurso contra una decena de preceptos de la ley gallega.

"Seamos serios, no se puede frivolizar" recriminó, la propuesta de la Xunta fue fruto del debate y se ha estudiado durante todo el fin de semana.

Además, nuevamente reclamó que no se trate el asunto como una cuestión política, sino jurídica, porque al Gobierno no le compete ninguna otra cuestión, subrayó.

El Gobierno de España no ha hablado con Rato (en alusión a Rodrigo Rato, el ahora presidente de Caja Madrid) para que haga una fusión.

Por ello, ante los rumores de que la entidad madrileña podría fusionarse con alguna de las cajas gallegas, Zarrías pidió que nadie crea que Rato "viene por aquí todas las tardes para que le demos nociones teóricas".

El Gobierno, añadió, "después de más de veinte horas de negociaciones", sigue confiando en que es posible que esta misma semana, "antes de que llegue febrero" se llegue a un acuerdo sobre la constitucionalidad de la ley.

Pero el consejero gallego de Presidencia, menos optimista, señaló que la Xunta, después de las cuatro reuniones mantenidas con el Gobierno, ha "constatado" que los "ritmos" (de negociación) entre ambas partes son distintos.

Ante esta crítica, Zarrías defendió la labor del Ejecutivo al asegurar que "hemos puesto toda la carne en el asador", aunque la "celeridad no debe suponer errores".

Por ello, aunque no haya una fecha concreta para otra reunión, Zarrías aseguró que la habrá esta misma semana, ante la disposición de la delegación gallega de seguir hablando.

Entre los puntos en los que ya no se discute la inconstitucionalidad de la norma gallega está el registro de altos cargos, la designación de las entidades representativas, o de un miembro para el consejo que no provenga necesariamente de la Asamblea.

Otras noticias

Contenido patrocinado