Buscar

La campaña de Barack Obama dio varios pasos en falso

AFP
8/03/2008 - 11:30

La campaña de Barack Obama para la candidatura demócrata a las elecciones de noviembre se vio plagada de pasos en falso que dieron municiones inesperadas y pesadas para Hillary Clinton, quien se ha visto favorecida por tres victorias electorales el martes.

El viernes, una consejera del precandidato demócrata Barack Obama, Samantha Power, que había tratado a su rival Hillary Clinton de "monstruo" en un periódico británico, The Scotsman, se vio obligada a renunciar a su cargo.

Power había dicho al diario británico: "Ella (Clinton) es un monstruo. Lo digo entre nosotros: se rebaja a lo que sea".

Tras la entrevista, el equipo de Clinton había pedido inmediatamente que Obama despidiera a la consejera.

Estas horas fueron utilizadas por el bastión de Clinton para expresar sus críticas a la ética del equipo de Obama.

Clinton aclaró que si bien Power renunció, el asunto despertó "interrogantes preocupantes" sobre el equipo de Obama.

La disputa entre Obama y Clinton ocurre en momentos en que el Partido Demócrata se preocupa que la batalla dentro de su partido lleva demasiado tiempo, mientras que el partido republicano ya tiene su a candidato John McCain haciendo campaña presidencial.

"Mejor será que (la investidura) esté decidida antes de la convención" del Partido Demócrata, oficialmente encargada de designar a su candidato, que tendrá lugar en Denver (Colorado, oeste) en agosto, declaró el jueves el senador por Ohio Sherrod Brown.

"No deseo que volvamos a estar en 1924, con peleas en la propia sala de la reunión de la convención", dijo Brown a la radio pública NPR.

La próxima etapa se juega el sábado en el pequeño Estado de mayoría republicana Wyoming (oeste), antes de celebrarse primarias el martes en Misisipi (sur), y la votación clave el 22 de abril en Pensilvania (este).

El problema es que al parecer la docena de primarias demócratas que quedan, no permitirán ni a Hillary Clinton, que triunfó en tres de cuatro votaciones el martes, ni a Barack Obama, alcanzar los 2.025 delegados necesarios para asegurarse la nominación del partido para las presidenciales de noviembre.

Según el sitio RealClearPolitics.com, Obama cuenta con 1.573 delegados contra 1.464 de Clinton.

El papel de 796 "superdelegados", que pueden votar como deseen, será decisivo, salvo quizás si a Michigan (norte) y Florida (sureste), que no cuentan con delegados por haber desobedecido reglas partidistas al adelantar sus primarias, se les permita participar.

Clinton está a favor de que los delegados elegidos en esos Estados estén en la convención, pero el presidente del Partido Demócrata, Howard Dean, quien mantuvo una posición neutral hasta ahora, es categórico: las autoridades de Florida y Michigan "no pueden violar las reglas", dijo a CNN.

Sin embargo, Dean se mostró abierto a que se organicen nuevas votaciones en esos dos Estados: "Podrían presentar al partido un modo de designación de delegados que respete las reglas", señaló el jueves a CBS, pero descartó que el partido pueda otorgar recursos para ese fin.

Mientras que dura la batalla interna, los candidatos a la investidura demócrata, que el jueves batieron una vez más récords de ingresos, se enfrentan a una campaña electoral que se anuncia como la más cara de la historia de Estados Unidos.

Hillary Clinton anunció la recaudación de cuatro millones de dólares en menos de 48 horas desde su victoria en las primarias del martes, mientras que en febrero Obama pulverizó todos los récords de recaudación de fondos, ingresando 55 millones de dólares, según su equipo de campaña.

Del lado republicano, el candidato John McCain, que recibió el respaldo del presidente George W. Bush, inició el jueves una serie de reuniones con la intención de recaudar fondos en Florida y Georgia (sureste), antes de disfrutar de un fin de semana de descanso en su hogar en Arizona y el lunes ya iniciará su campaña por la Casa Blanca con meses de delantera.

chr/bur-fj/ml/cd

Contenido patrocinado

Otras noticias