Buscar

Representantes institucionales y políticos expresan su rechazo a ETA en Arrasate

EFE
8/03/2008 - 12:37

Arrasate (Guipúzcoa), 8 mar (EFE).- Los representantes de los Gobiernos central y vasco y dirigentes de todos los partidos políticos democráticos han secundado hoy la concentración convocada en Arrasate para expresar su rechazo a ETA y arropar a la familia de Isaías Carrasco, el ex socialista asesinado ayer en esta localidad guipuzcoana.

Más de medio millar de personas se han concentrado a las doce del mediodía ante el Ayuntamiento, en cuyo salón de plenos se encuentra instalada la capilla ardiente con los restos mortales de la última víctima de ETA.

Encabezaban la concentración una de las hijas del ex edil asesinado, Sandra, y la viuda, María Ángeles, a quienes acompañaban la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Junto a la hija del fallecido se encontraba también el concejal socialista Francisco García Raya, compañero del ex edil asesinado durante la pasada legislatura municipal.

El consejero de Justicia, Joseba Azkarraga; la portavoz del Ejecutivo autonómico, Miren Azkarate; la presidenta del Parlamento Vasco, Izaskun Bilbao, y el delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma, han sido algunos de los representantes institucionales presentes en esta protesta.

También han asistido a la concentración el presidente del PSOE, Manuel Chaves; la presidenta del PP del País Vasco, María San Gil, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu; el líder de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares; el presidente de EA, Unai Ziarreta, y el secretario general de UGT, Cándido Mendez, junto a cientos de ciudadanos.

El portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido; el secretario general de los socialistas vascos, Patxi López; el secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio; el coordinador de EB Javier Madrazo, y dirigentes de Aralar como Aintzane Ecenarro han secundado asimismo esta concentración.

Los asistentes, en los que se reflejaba la rabia y el dolor por este asesinato, han permanecido en silencio durante cinco minutos y han concluido con un aplauso esta protesta, en la que sólo se ha escuchado un grito aislado de "asesinos" en euskera.

Otras noticias

Contenido patrocinado