Buscar

Líder opositora birmana Suu Kyi se reúne con mediador de la ONU

AFP
8/03/2008 - 13:10

La opositora birmana Aung San Suu Kyi se reunió el sábado en Rangún con el mediador de la ONU Ibrahim Gambari, tras abandonar la casa donde se encuentra bajo arresto domiciliario, mientras la junta militar rechazaba la presión internacional para modificar sus planes electorales.

Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz confinada en su domicilio desde 2003, fue llevada por un convoy hasta el State Guesthouse, una residencia militar cerca de su casa, donde Gambari ha mantenido la mayoría de sus reuniones desde su llegada el jueves a Birmania.

La líder opositora, de 62 años, ha pasado 12 de los últimos 18 años bajo arresto domiciliario en Rangún y, aunque apenas se le permite el contacto con el mundo exterior, ha podido reunirse con Gambari en los dos últimos viajes del enviado especial de la ONU.

El encuentro del sábado duró casi una hora y media, precisó un responsable birmano bajo el anonimato.

Ninguna información trascendió acerca de esta cita, tras la cual la líder opositora regresó a su casa sin poder hacer declaraciones.

Gambari se entrevistó previamente con altos responsables del partido de Suu Kyi, la Liga Nacional para la Democracia (LND) así como con representantes de la formación aliada a la junta militar.

Los líderes del LND evitaron a la prensa tras el encuentro, que se produjo un día después de que la junta dejara clara su oposición a dar a esta formación un papel en el referéndum constitucional previsto el próximo mayo y en las elecciones de 2010.

De celebrarse, estos comicios serían los primeros desde que Suu Kyi llevó al LND a una abrumadora victoria en las urnas en 1990, nunca reconocida por el régimen.

La nueva Constitución, redactada bajo el absoluto control de la junta, impediría a la líder demócrata a presentarse en las elecciones, por la simple razón de que estuvo casada con un extranjero, el británico Michael Aris, fallecido de cáncer en 1999.

Gambari llegó esta semana a Birmania con el fin de presionar al régimen y abrir un diálogo entre éste y Suu Kyi.

Pero sus esfuerzos chocaron el viernes con el rechazo de la junta a aceptar tales peticiones.

"Es imposible hacer otro proyecto de Constitución. Ya se ha creado un borrador. La mayoría de la gente no quiere que lo hagamos", señaló el ministro de Información, el general Kyaw Hsan.

Este general criticó igualmente el trabajo que desempeña el enviado especial: "Se ha salido usted de su papel de mediador", "la mayoría de la gente critica su parcialidad" en favor de Suu Kyi, aseguró.

El mediador de la ONU ya ha realizado previamente dos misiones a Birmania, en octubre y noviembre de 2007, después de que la junta reprimiera un movimiento de protesta popular liderada por los monjes budistas.

Al menos 31 personas murieron, según las Naciones Unidas.

hla/gs/msl/app/jo

Contenido patrocinado

Otras noticias