Buscar

Balza afirma que nadie que lo necesite o desee va a estar privado de escolta

EFE
8/03/2008 - 2:01

Vitoria, 8 mar (EFE).- El consejero de Interior, Javier Balza, ha afirmado hoy que la Ertzaintza no se plantea modificar el sistema de seguridad tras el asesinato de Isaías Carrasco y ha asegurado que, "nadie que lo necesite o desee va a estar privado de escolta".

Balza se ha concentrado este mediodía en las escalinatas de la Diputación foral de Álava junto al gabinete foral de Xabier Agirre (PNV), para mostrar su repulsa por el atentado que ha costado la vida al ex concejal socialista de Mondragón, Isaías Carrasco.

Al término de la concentración, Balza ha explicado a los medios de comunicación que, la Ertzaintza está trabajando de manera "coordinada" con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para tratar de detener a los autores de este atentado y ponerlos a disposición judicial.

Aunque ha declinado desvelar detalles sobre el vehículo en el que supuestamente huyó ayer el autor de los disparos contra Carrasco, Balza ha explicado que, cuentan "con un testimonio, con un pequeño indicio", y sobre él están trabajando.

Balza ha destacado la "coordinación" que existe entre su Departamento y el Ministerio del Interior y ha afirmado que la prioridad es detener a los culpables de este crimen.

Preguntado sobre si el Departamento vasco de Interior se ha planteado modificar las medidas de seguridad actuales después de que ETA haya atentado contra un ex concejal que no llevaba escolta, Balza ha opinado que el sistema "es válido" y ha recordado que, Carrasco no llevaba escolta porque "era un deseo personal" renunciar a ella.

En este sentido, ha opinado que el actual sistema de seguridad "es válido" y ha explicado que está compuesto por una representación de los tres cuerpos de seguridad (Policía Nacional, Guardia Civil y Ertzaintza) "que va evaluando quién tiene que mantener el servicio de escolta".

En el caso del ex edil del PSE-EE que murió ayer abatido a tiros, Balza ha opinado que Carrasco había renunciado a esta seguridad porque "era un simple obrero que tenía que estar en su puesto de trabajo y la escolta era un tanto absurda, aunque se ve que se han aprovechado de esa circunstancia y han ido a buscar a la persona más débil, sin protección".

No obstante, el consejero vasco de Interior ha afirmado que "nadie que necesite o desee (protección), habiendo ocupado un cargo de estas características, va a estar privado de escolta".

Contenido patrocinado

Otras noticias