Buscar

Comisario de UE cree que es el momento de normalizar relaciones con Cuba

AFP
8/03/2008 - 19:27

El comisario europeo Louis Michel aseguró este sábado que es el momento de normalizar las relaciones entre Cuba y la Unión Europea (UE), para lo cual estimó necesario levantar las sanciones que impuso el bloque a la isla en 2003, obstáculo de un diálogo político.

"En mi opinión el tiempo y el momento es el adecuado para realizar un proceso de diálogo con Cuba", dijo Michel en conferencia de prensa conjunta con el canciller cubano, Felipe Pérez Roque, en su segundo día de visita oficial a la isla.

Michel, que estuvo en la isla como canciller belga en 2002 y como comisario en 2005, dijo percibir "muchos cambios en Cuba y la atmósfera que existe, el espíritu de apertura en que se desarrollaron las conversaciones, me han estimulado a creer que existe una mejoría en el proceso de diálogo".

El comisario y Pérez Roque coincidieron en que el principal obstáculo para un diálogo político son las sanciones impuestas por la UE debido al arresto y condenas a 75 disidentes, y la ejecución, tras juicio sumario, de tres secuestradores de un bote de pasajeros.

Michel, quien se expresó personalmente contrario a las sanciones, dijo que ahora debe informar al Parlamento y al Consejo Europeo sobre los resultados de su visita, y tratar de convencerlos de la necesidad de derogar las medidas contra Cuba.

Añadió que conoce "los límites de la flexibilidad" de Cuba y de la UE y que en ese margen se mueve.

La visita es "expresión del interés de la UE de avanzar en la normalización de relaciones", las conversaciones fueron "con franqueza y respeto", dijo Pérez Roque, pero advirtió que "quedan obstáculos que es necesario remover".

El canciller calificó la visita de "positiva", "un aporte" para hablar los temas pendientes y un "impulso a las relaciones", pero "tiene un carácter exploratorio", pues las relaciones "quedaron muy afectadas".

"No estamos todavía inmersos en un diálogo político. Hemos considerado la posibilidad de llegar a un acuerdo para un diálogo político, que incluya todos los temas (...), incluido el tema de los derechos humanos", afirmó Pérez Roque.

Interrogados si la visita significaba un avance en el acercamiento Cuba-UE, Pérez Roque dijo: "en mi opinión, sí", mientras el comisario: "absolutamente sí".

Cuba le pide a la UE que tenga una política "independiente" de Estados Unidos, y exige el levantamiento total de las sanciones, suspendidas temporalmente en 2005 a instancias de España.

Pérez Roque denunció "interferencias de terceras partes" en el diálogo, "veladas y públicas, intentos de impedirlo, que creo que se han estrellado contra la voluntad común (...), creo que constituye un nuevo varapalo a la política de nuestro agresivo vecino" (Estados Unidos).

Mientras Michel y Pérez Roque conversaban, el presidente norteamericano, George W. Bush, se reunió con anticastristas cubanos y lamentó el poco apoyo internacional de sus aliados contra Cuba, a la que reiteró la vigencia del embargo.

El comisario dijo no sentir ninguna alusión a su misión, mientras Pérez Roque dijo que fue "un lamento de cuán sola está la política de Estados Unidos contra Cuba".

"Bush es solamente un espectador furioso e impotente de lo que pasa en Cuba", dijo el canciller, quien agregó: "disfruté sus palabras, disfruté su frustración".

Michel fue recibido en 2005 durante cuatro horas por el presidente Fidel Castro, quien en febrero declinó ser reelecto tras 19 meses de convalecencia, pero hasta ahora no se ha reunido con Raúl Castro, sucesor del líder y quien ha prometido cambios en el país.

En su primera jornada, el viernes, Michel conversó con Pérez Roque, el jefe del Parlamento, Ricardo Alarcón, y la ministra de Inversión Extranjera y Colaboración, Marta Lomas, y este sábado será recibido por el vicepresidente Carlos Lage. No se ha precisado si recibirá a los líderes de la oposición ilegal.

cb/mis/jb

Otras noticias

Contenido patrocinado