Buscar

Traspié diplomático deja mal parada a diplomacia nicaragüense (analistas)

AFP
8/03/2008 - 19:40

La política exterior del gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua quedó en entredicho ante el traspié por la ruptura de relaciones con Colombia en medio de la crisis entre Quito y Bogotá, superada el viernes en la Cumbre de Rio, estimaron analistas este sábado.

"Los acuerdos logrados permiten que Nicaragua dé marcha atrás en su ruptura de relaciones con Colombia", dijo Ortega tras el final de la crisis y luego de estrechar la mano de su par colombiano, Alvaro Uribe.

"Yo creo que lo ocurrido muestra en primer lugar la distancia que hay entre la retórica y la realidad" de la actuación de Ortega, dijo a la AFP Mónica Baltodano, diputada del disidente Movimiento de Renovación Sandinista.

La ruptura de las relaciones con Bogotá duró menos de 26 horas, cuando Ortega dio marcha atrás en su decisión luego que la crisis andina quedó superada y de que Uribe ofreció garantías de esperar que el contencioso de límites marítimos en el Mar Caribe se resuelva en la corte de La Haya.

Ortega, además de solidarizarse con Ecuador, había justificado la ruptura diplomática con Colombia en la amenaza que representa a Nicaragua la presencia de fragatas colombianas en la zona de disputa en el Caribe.

Distintos sectores en el país criticaron que se hiciera una mezcla del conflicto entre Colombia y Ecuador con el litigio de Nicaragua y Bogotá.

Mientras Ortega hablaba en la reunión del Grupo de Rio, la cancillería nicaragüense entregaba la nota formal de ruptura de relaciones al embajador de Colombia en Managua, Antonio González, e informaba al parlamento de la decisión asumida.

Baltodano calificó a Ortega de "ambiguo" y "ambivalante" en el manejo de las relaciones exteriores del país y de actuar más por intereses de otras naciones que la de los propios nicaragüenses.

"Ya habíamos advertido que mientras él estaba hablando contra Colombia y rompiendo relaciones, hacía unos días había tenido el mejor de los consensos con Estados Unidos", mencionó la legisladora en alusión a encuentros del mandatario con enviados de Washington para tratar un eventual intercambio de misiles soviéticos Sam-7 por equipos médicos para hospitales públicos.

Baltodano manifestó que como oposición respaldan al Estado nicaragüense en la defensa de la soberanía en el contencioso de límites que tiene con Colombia en el Caribe, pero "no miramos que ésa sea la mejor manera de posicionarnos en el escenario de la defensa de nuestros intereses".

"Nicaragua quedó muy mal parada, porque Ortega rompió relaciones a causa de un pleito suscitado entre Colombia y Ecuador", ajeno a los nicaragüenses, comentó de su lado el secretario del Parlamento Wilfredo Navarro.

El ex canciller Emilio Alvarez Montalván consideró que lo ocurrido es una muestra de la "improvisación", "incongruencia" e "incoherencia" con la que el gobierno de Ortega maneja sus relaciones exteriores.

El también ex canciller Francisco Aguirre celebró a su vez la reversión de la medida al felicitar a Ortega por "deshacer lo que nunca debió haber hecho, porque ninguno de los otros países (aliados del presidente venezolano Hugo Chávez) se plegaron" al conflicto.

jr/rpl

Contenido patrocinado

Otras noticias