Buscar

Presidente israelí Shimon Peres en París para consolidar vínculos

AFP
10/03/2008 - 18:28

El presidente israelí, Shimon Peres, inició el lunes una visita de cinco días a Francia, en el marco de un claro acercamiento entre los dos países desde la elección del presidente Nicolás Sarkozy, que se califica "amigo" del Estado hebreo.

Sarkozy ha declarado en repetidas oportunidades ser "un amigo de Israel", y Peres declaró antes de viajar a París que las relaciones franco-israelíes "no podían ser mejores".

Esas relaciones se habían enfríado por desacuerdos por el conflicto israelí-palestino, la guerra en Irak y por una serie de acciones consideradas "antisemitas" en Francia, pero comenzaron a mejorar con la visita a la capital francesa del entonces primer ministro Ariel Sharon en julio de 2005.

La elección de Sarkozy, que se distanció de la política árabe de su predecesor Jacques Chirac y estrechó los vínculos con Washington, primer aliado de Israel, facilitaron este acercamiento.

No obstante, París ha manifestado sus divergencias con el Estado hebreo por la mortífera ofensiva de éste contra la franja de Gaza, la que fue calificada de "ensañamiento" por el canciller francés Bernard Kouchner.

Este mismo lunes, Francia "condenó la continuación de la colonización", estimando que "atenta contra la viabilidad del futuro Estado palestino", después que Israel reinició la construcción de viviendas en una colonia de Cisjordania.

Según la presidencia israelí, el tema de Irán, al que Israel y los países occidentales acusan de querer dotarse del arma nuclear, será el principal durante las entrevistas, este lunes con Nicolas Sarkozy y el martes con el primer ministro François Fillon.

Peres también quiere agradecer a París por "el papel esencial que tuvo Francia en la construcción de su fuerza de disuasión".

Hace siete años, Peres había revelado que en 1956, Francia había aceptado dotar a Israel de "capacidad nuclear" proporcionándole un reactor y uranio. Sin embargo, el Estado hebreo no ha reconocido nunca disponer del arma atómica.

El presidente israelí también debe inaugurar el jueves el Salón del Libro de París, acontecimiento cultural en el que el Estado hebreo es el invitado de honor, y que será boicoteado por numerosos países árabes y musulmanes.

Este Salón del libro es la más importante manifestación literaria de Francia y recibe anualmente unos 200.000 visitantes.

Líbano, uno de los países punta de lanza del idioma francés en el mundo árabe, Arabia Saudita, Irán, así como la Unión de escritores palestinos, editories argelinos, marroquíes o egipcios, llamaron a boicotear el Salón, para protestar contra la política israelí contra los palestinos.

De su lado, las autoridades francesas "lamentaron" el boicot recordando que Francia contaba "continuar con esta política de acogida para todas las literaturas".

cr/abm/feff/jz

Otras noticias

Contenido patrocinado