Buscar

Alcalde socialista de París ve su reelección al alcance de la mano

AFP
10/03/2008 - 20:10

El alcalde socialista de París, Bertrand Delanoe, ve su reeleccion al alcance de la mano en la segunda vuelta de la municipales francesas el próximo domingo 16 de marzo, y se perfila como un líder de primer orden del Partido Socialista y un eventual candidato a la presidencial de 2012.

Bertrand Delanoë, de 57 años confirmó, con un 41,6% de los sufragios, diez puntos más que los anteriores comicios en 2001, la implantación de la izquierda y en particular de los socialistas, en la capital francesa.

Con este resultado en la primera vuelta, que significaría según los sondeos alrededor de un 57% en la segunda y definitiva el próximo domingo, el alcalde socialista puede permitirse el lujo de prescindir de una alianza con los centristas del MODEM.

De esta manera, Delanoe supera airosamente las tensiones en el seno de los socialistas y de la izquierda, que esta eventualidad había provocado. Aliviado de esta polémica, puede aparecer como "el que mantiene el rumbo del PS" en la perspectiva de asumir las más altas responsabilidades, que algunos observadores le suponen.

El ex presidente de derechas Jacques Chirac, que gobernó la capital francesa durante casi 20 años, había utilizado a París como el trampolín que habría de impulsarlo a la primera magistratura en 1995.

Después del "reinado" de Chirac y de la derecha en París, el vuelco operado en 2001 aparece también confirmado por la votación obtenida por la lista UMP (derecha en el poder) de Françoise de Panafieu (28%), considerada como una allegada al ex presidente.

La candidata de la derecha llamó a sus partidarios a movilizarse en la segunda vuelta, pero sin muchas ilusiones y sin argumentos para cuestionar la gestión municipal del socialista.

Delanoe, uno de los principales políticos franceses en mencionar el hecho de ser homosexual, supo comprender la evolución social y cultural producida en París en los últimos veinte años.

De esta manera pudo tener en cuenta las demandas de una nueva clase media parisina - los llamados "bobos" (por "burgueses-bohemios" en francés), de alto nivel socio-cultural, muy implicados en los asuntos de la ciudad e interesados por la ecología.

La reducción notable de las vías destinadas a la circulación de los automóviles y el desarrollo de las pistas ciclables, además del tranvía en la parte sur de la capital, fueron algunas de las medidas en el sentido de las aspiraciones de los "bobos".

Pero Delanoe también puede anotar en su balances medidas de gran impacton, como la transformación de las autovías junto al Sena en playas durante el verano o el sistema de alquiler libre de bicicletas, que ha conocido un éxito popular indiscutible.

feff/jz

Contenido patrocinado

Otras noticias