Buscar

DESTACAMOS
Finaliza el desembarco del Aquarius en Valencia

Se inicia primer juicio en la historia guatemalteca por una desaparición

AFP
10/03/2008 - 20:20

Una comunidad indígena del oeste de Guatemala sentó este lunes en el banquillo de los acusados a un ex paramilitar por el secuestro de seis mayas kaqchiqueles entre 1982 y 1984 en Chimaltenango, marcando un hito en la historia de este país, afectado por la impunidad, donde la guerra dejó 200.000 muertos o desaparecidos.

"Este es un día histórico para romper el muro de la impunidad, pues ya se inició el primer juicio por desaparición forzada durante la guerra y donde está involucrado un ex patrullero (paramilitar)", dijo a la AFP el vocero del Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (Caldh), Alex Castillo.

El debate, que se realiza en la ciudad de Chimaltenango, 55 km al oeste de la capital, arrancó después de un tortuoso camino y de solventar una serie de obstáculos judiciales, pues la denuncia fue interpuesta en 2003 por un grupo de pobladores de la aldea afectada, Choatalum.

Choatalum está ubicada en el municipio de San Martín Jilotepéque, Chimaltenango, unos 150 km al oeste de la capital.

El ex miembro de las paramilitares Patrullas de Autodefensa Civil (PAC) Felipe Cusanero Coj se presentó al inicio del debate por estar ligado al proceso, pero no guarda prisión por gozar de una medida sustitutiva al cancelar una fianza económica.

"Ha sido un largo recorrido por la búsqueda de la justicia por los hechos cometidos en contra del pueblo maya Kaqchikel", agregó el activista vía telefónica desde el lugar de los hechos.

"Debe tenerse presente lo representativo que (es) este caso para la comunidad, en el sentido de que en el momento histórico en que se cometieron estos crímenes, la población entera se sentía ser el sujeto pasivo de hechos delictivos de Cusanero Coj, con complicidad del ejército", sentenció.

De acuerdo con la denuncia, durante el período comprendido entre septiembre de 1982 y octubre de 1984, se perpetraron seis desapariciones forzadas contra pobladores de la aldea Choatalum: Santiago Sutuj, Alejo Culajay Ic, Lorenzo Avila, Filomena López Chajchaguin, Encarnación López López y Mario Augusto Tay Cajtí.

Afirman que las detenciones ilegales fueron realizadas por Cusanero Coj, algunas perpetradas en compañía de miembros del Ejército.

Los familiares de las víctimas han solicitado insistentemente información para dar con el paradero en el destacamento militar de Choatalum, pero han sido infructuosas.

Un primer debate estaba fijado para iniciar el 17 de agosto de 2006, pero fue suspendido debido a que había que escuchar una resolución de la Corte de Constitucionalidad, máxima instancia judicial del país, debido a un recurso de la defensa sobre incompetencia para un juicio por desaparición.

Los 36 años de guerra en Guatemala (1960-1996) dejaron un saldo de 200.000 muertos y desaparecidos, según un informe de la Comisión de la Verdad, auspiciada por las Naciones Unidas.

ec/ag/jb

Otras noticias

Contenido patrocinado