Buscar

Ejército de EEUU pierde a cinco soldados en peor ataque en dos meses en Irak

AFP
10/03/2008 - 20:26

Cinco soldados estadounidenses murieron el lunes en un atentado suicida mientras patrullaban a pie un barrio sunita de Bagdad, en el peor ataque para el ejército de Estados Unidos en dos meses en Irak.

El atentado costó igualmente la vida a dos civiles e hirió a otras 15 personas, según un responsable de seguridad iraquí.

Según las primeras informaciones, se trata de "un atentado suicida perpetrado con un cinturón de explosivos", señaló en un comunicado el ejército estadounidense.

"Cuatro militares murieron en el acto y un quinto sucumbió poco después a sus heridas. Tres soldados y un intérprete iraquí resultaron heridos", indicó la nota.

Se trata del ataque más mortífero que registra el ejército de Estados Unidos en Irak desde el 9 de enero, cuando seis militares fallecieron en Diyala (centro-norte).

El kamikaze hizo estallar su cinturón de explosivos cerca de un grupo de soldados estadounidenses en el barrio de Mansur, en el oeste de Bagdad, donde a menudo hacían compras, según testigos.

"Un convoy de vehículos norteamericanos se paró y los militares se bajaron para patrullar a pie", explicó un policía, que presenció el atentado.

"Diez minutos más tarde, un kamikaze se inmoló en medio del grupo. Por temor a una emboscada, los soldados dispararon al aire, aparentemente sin provocar víctimas", agregó.

Un soldado iraquí explicó por su parte que se encontraba patrullando la zona cuando escuchó una explosión.

"Vi cinco cadáveres de soldados norteamericanos. Uno tenía la mano cortada y otro había perdido una pierna", relató este militar.

Sobrevolada por dos helicópteros Apache, la zona fue completamente acordonada por las fuerzas estadounidenses e iraquíes.

Muy nerviosos, los militares iraquíes amenazaban con abrir fuego contra cualquiera que tratara de acercarse al perímetro de seguridad.

Varios curiosos no ocultaron su satisfacción por el atentado.

"Hoy es un buen día: cinco perros estadounidenses fueron muertos", dijo tranquilamente un hombre mayor, mientras sorbía su té en la terraza de un bar.

Desde la invasión de Irak en marzo de 2003, 3.980 soldados estadounidenses resultaron muertos, según un recuento de la AFP establecido a partir de cifras del sitio internet independiente www.icasualties.org.

El general John Kelly, un alto mando estadounidense, afirmó que Al Qaida podría estar planeando un cambio de táctica en Irak retomando sus atentados espectaculares "susceptibles de atraer la atención de la prensa".

Un doble atentado dejó unos 70 muertos la semana pasada en Bagdad.

En otro ataque suicida con coche bomba, una persona falleció y otras 13 resultaron heridas el lunes frente a un gran hotel de Suleimaniya (norte).

hba/tp/app/jz

Otras noticias

Contenido patrocinado