Buscar

Crisis de sucesión se agudiza en el Banco de Japón

AFP
12/03/2008 - 10:34

El Senado japonés rechazó este miércoles la investidura de Toshiro Muto, el candidato propuesto por el Gobierno para el cargo de gobernador del Banco de Japón (BoJ), agudizando la crisis en el instituto emisor a una semana de la partida de su actual jefe.

El gobierno anunció de inmediato que no tiene la intención de proponer otro candidato y que solicitará al Senado que reconsidere su decisión. En caso de que la pulseada prosiga, el tercer banco central del planeta corre el riesgo de quedar decapitado, en plena crisis financiera internacional.

El Senado rechazó la investidura de Muto por 129 votos a 106.

El resultado no tomó a nadie por sorpresa, dado que el opositor Partido Demócrata de Japón (PDJ), principal fuerza en la Cámara alta, anunció la víspera su hostilidad a Muto, al que acusa de falta de independencia por su pasado como viceministro de Finanzas.

El gobierno del primer ministro conservador Yasuo Fukuda quiere que Muto, actual gobernador adjunto del Banco de Japón, de 64 años, reemplace a Toshihiko Fukui, que abandona el banco el 19 de marzo al concluir su mandato de cinco años.

El nombramiento del jefe del Banco de Japón debe ser aprobado por ambas cámaras. El PDJ, que controla el Senado desde julio de 2007, disponía por ello de la capacidad de bloquearlo.

El PDJ acusa a Muto de no tener independencia a causa de su pasado en el ministerio de Finanzas y le reprocha no hablar inglés, alegando que por ello tendría dificultades para coordinar la acción los demás grandes bancos centrales del planeta.

El secretario general del PDJ, Yukio Hatoyama, exhortó al gobierno a actuar rápidamente para no dejar sin mando al BoJ. "Es posible nombrar un nuevo gobernador antes del 19 de marzo, si el gobierno escoge a la persona adecuada", afirmó.

Pero el gobierno se mantuvo en sus trece.

"Las críticas (contra Muto) son totalmente desplazadas. No entendemos por qué no están de acuerdo con su nombramiento", dijo el portavoz del gobierno, Nobutaka Machimura.

"Queremos que el PDJ revise su decisión. No debemos crear un vacío" a la cabeza del banco central, agregó.

"Por el momento, no encaramos ninguna propuesta alternativa al nombramiento original", confirmó el ministro de Finanzas, Fukushiro Nukaga.

El Senado también rechazó la designación del gobernador adjunto del BoJ, Takatoshi Ito, uno de los principales asesores el gobierno. Aprobó en cambio al segundo adjunto, Masaaki Shirakawa, un ex director de la institución.

Si la crisis se prolonga hasta el 19 de marzo, Shirakawa asumirá por interín la jefatura del banco, a condición de que la Cámara de Diputados haya tenido tiempo de aprobar la investidura.

La batalla política por el cargo de jefe del BoJ se da en un contexto en el cual la oposición trata por todos los medios de paralizar la acción del gobierno, para forzar la convocatoria de elecciones legislativas anticipadas.

Según Robert Feldman, economista jefe de Morgan Stanley, la culpabilidad de la crisis recae en ambos bandos. "El partido en el poder propuso un candidato que sabía que sería rechazado por la oposición. Los dos campos merecen reprimenda", acotó.

"A causa de la mediocridad del debate, los mercados están perdiendo la esperanza de que la designación se guíe por criterios concretos, y no por querellas políticas", dijo Feldman.

mis-si-dr-roc/pn/js/eg

Otras noticias

Contenido patrocinado