Buscar

El Palau de la Generalitat, en pie de guerra: las alternativas de CIU, PSC y ERC

Jordi Sacristán/elEcoDiario.es
12/03/2008 - 13:06
Joan Saura (ICV-EUiA); Josep Lluis Carod-Rovira (ERC); Artur Mas (CiU); José Montilla (PSC) y Josep Piqué (PPC). Foto: Archivo

Ha sido más que un agradecimiento. José Montilla ha ensalzado la labor del hasta ahora conseller de Gobernación, Joan Puigcercós, quien hoy acaba de ser sustituido por Jordi Ausàs. El gesto es claro: tras la determinante aportación de sus 25 escaños a la victoria socialista, sólo una crisis interna en ERC podría derrocarle de la Presidencia. Y éste, precisamente, es el objetivo de CiU.

CiU: ¿A tiro el Gobierno catalán?

Las pretensiones del partido presidido por Artur Mas son claras: adelantar las elecciones autonómicas en Cataluña y asumir que la lista más votada sea quien presida la Generalitat. Sus 11 diputados han colocado a CiU en una situación privilegiada para marcar sus condiciones al partido socualista. Sin embargo, la llamada de atención de Zapatero, tras afirmar que dejaba la puerta abierta a acuerdos puntuales y no a un pacto de Gobierno han calmado los ánimos entre la formación catalana.

Según fuentes de la formación nacionalista, CiU considera que su apoyo no va a ser decisivo a la hora de votar la investidura de Zapatero en el Congreso, pero calcula que sí que lo será a la hora de negociar la nueva financiación autonómica o votar los Presupuestos Generales del Estado.

Montilla: ¿Más fuerte que nunca?

El objetivo de CiU es evidente: quieren la cabeza de Montilla. Sin embargo, el resultado electoral de los socialistas catalanes va a complicar su salida forzosa ya que han igualado su mejor registro electoral de la historia: 25 diputados.

Sólo en 1982, con la mayoría absoluta de Felipe González, el PSC había tenido 25 diputados, pero entonces el PSOE alcanzó los 202 diputados, frente a los 169 actuales, por lo que el peso del socialismo catalán es mucho mayor ahora.

ERC: ¿La crisis forzará unas elecciones anticipadas?

El último cartucho de CiU para derrocar a Montilla estaría en que la crispación que hay en ERC por el mal resultado electoral degenere en una crisis interna. La formación republicana ha adelantado su congreso al mes de junio, lo que podría poner fecha de caducidad del actual tripartito catalán y obligaría a adelantar las elecciones autonómicas.

El presidente de ERC y vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluis Carod Rovira, aseguró ayer que la crisis de Gobierno quedará limitada a su marcha. Sin embargo, su relación con el secretario general del partido, Joan Puigcercós, no pasa por el mejor momento.

El vicepresidente catalán, en declaraciones a TV3, achacó su decisión de dejar la conselleria de Gobernación a las "presiones" del entorno de secretario general. "Lo han presionado para que de determinado pasos", afirmó . Puigcercós quiere "otra Esquerra" y Montilla se había enterado antes que él, agregó.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0