Buscar

Muere el último ex combatiente francés de la Primera Guerra Mundial

EFE
12/03/2008 - 5:33

París, 12 mar (EFE).- Francia ha perdido al último de sus combatientes de la Primera Guerra Mundial, Lazare Ponticelli, que ha fallecido a los 110 años, según anunció hoy el Elíseo.

"Expreso hoy la profunda emoción e infinita tristeza de la nación" ante la desaparición de Ponticelli, "el último superviviente de los combatientes franceses de la Primera Guerra Mundial", declaró el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en un comunicado.

La muerte de Ponticelli, de origen italiano, se produce poco más de dos meses después de que falleciera otro superviviente de los veteranos de la "Gran Guerra" (1914-18), Louis de Cazenave, también a los 110 años.

Ponticelli, que vivía en las afueras de París, había rechazado inicialmente que se le oficiaran funerales nacionales, propuestos por el Gobierno, pero, a finales de enero pasado, recapacitó y decidió aceptar un homenaje "en nombre de todos los que murieron" en la contienda.

Un "homenaje nacional" a los 8,5 millones de franceses movilizados durante la Primera Guerra Mundial, de los cuales 1,4 millones dejaron la vida en el conflicto, tendrá lugar "en los próximos días" con motivo de la muerte del último ex combatiente fallecido.

Ese homenaje nacional será una misa en los Inválidos, a la que asistirán Sarkozy y otras autoridades y en la que estará representada la Legión Extranjera, en la que combatió Ponticelli, precisó la secretaría de Estado de Antiguos Combatientes.

La familia del fallecido hizo saber que, conforme a sus deseos, será enterrado en la tumba familiar a las afueras de París, no en el Panteón como se había sugerido en un momento.

La hija de Ponticelli, Janine, explicó en la emisora "France Info", que pidió y así se acordó que en lugar de funerales nacionales se celebre una misa en los Inválidos "en honor no sólo de papa sino a todos" los muertos en la guerra de 1914-18, "los civiles también".

Al rendir tributo a Ponticelli, Sarkozy evocó al "niño italiano llegado a París (a los nueve años) para ganarse la vida y que escogió hacerse francés", primero "en agosto de 1914, cuando mintiendo sobre su edad se enroló en la Legión Extranjera para defender su patria de adopción", y, por segunda vez en 1921, "cuando decidió instalarse definitivamente" en Francia.

Al fallecido hoy y a su generación "les debemos en gran parte la Europa pacífica y pacificada de hoy", recalcó el jefe de Estado.

Ponticelli, nacido en Italia el 7 de diciembre de 1897 y que se naturalizó francés en 1939, había participado en la tradicional ceremonia de tributo a los caídos en la Guerra el pasado 11 de noviembre en la localidad de Kremlin-Bicêtre, donde residía.

"El año próximo espero estar en la ceremonia, si Dios lo permite, aunque cuando se llega a esta edad es difícil", había indicado entonces.

Otras noticias

Contenido patrocinado