Buscar

Cacerolada de profesores contra el decreto de mínimos de la educación infantil

EFE
12/03/2008 - 9:30

Madrid, 12 mar (EFE).- Profesores, padres y madres, muchos de ellos acompañados por sus hijos, han protagonizado esta tarde una "cacerolada" frente a la Consejería de Educación en contra del decreto de requisitos mínimos para los centros de educación infantil que ha elaborado la Comunidad para aumentar el número de plazas.

Con el lema "La escuela pública no se vende, es de todos", 350 centros de educación infantil de toda la región estaban convocados por la Plataforma por la escuela pública de la Comunidad de Madrid, de la que forman parte CCOO, UGT, FAPA Francisco Giner de los Ríos, Sindicato de estudiantes y STEM.

Desde las 17:30 horas, el goteo de participantes -algunos llegados desde escuelas de Fuenlabrada, Leganés o Parla en autobuses- ha sido continuo, y aunque en un principio éstos ocupaban la acera situada enfrente de la Consejería, transcurrida media hora de protesta, han ido avanzando hasta las puertas del edificio.

Cientos de personas han llenado ambas aceras y parte de la calzada de la Calle Alcalá, del número 26 al 36 y han protagonizado una "cacerolada" con diferentes objetos que se han traído de sus casas, desde ollas hasta tambores de juguete.

"La niña de Rajoy estudia en la privada", "Con Esperanza se acaba la enseñanza" y "Educamos, no guardamos" han sido los lemas más coreados, mientras que, en las pancartas, algunas colgadas en las marquesinas de los autobuses, podía leerse: "No rediles, escuelas infantiles" y "Se vende escuela infantil".

"La Comunidad prefiere tener borregos que no piensen y nosotros educamos, no guardamos a los niños. Con el decreto, ahora tendremos más niños por aula, menos educadores de apoyo (antes había uno por cada dos aulas y ahora uno para toda la escuela) y no habrá necesidad de que los centros tengan cocina", ha asegurado a Efe Nuria Castillo, miembro de la Plataforma y profesora de educación infantil.

Castillo ha resaltado que, con el decreto, el Gobierno regional pretende "privatizar" la educación "y eso saldrá más caro porque las subvenciones a los centros desaparecerán, de tal forma que las familias que ahora pagan una cuota máxima de 200 euros pueden llegar a pagar hasta 500 euros".

El secretario de Enseñanza de CCOO, Fernando García, ha dicho que con esta medida, la Comunidad quiere cambiar el modelo educativo público por "un modelo de guardería-garaje, de mala calidad y de carácter asistencial, no educativo".

Contenido patrocinado

Otras noticias