Buscar

Senado (Ampliación).- Rojo apuesta por la reforma general de la Cámara y pide un "clima distinto" y sin crispación

1/04/2008 - 14:58

El presidente de la Cámara, que repite en el cargo, comenzó su intervención recordando a las víctimas de ETA y a Carlos Chivite

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El presidente del Senado, Javier Rojo, en su primer discurso ante la Cámara tras ser elegido, apostó por una reforma constitucional para acercar el Senado "a la España de hoy", una remodelación general de la institución que situó entre otras reformas necesarias y que serán "la primera tarea" que quiere proponer a la Mesa.

Rojo, elegido por mayoría absoluta de la Cámara y sin votos en contra (el PP se abstuvo), arrancó su discurso con un cariñoso recuerdo al senador navarro Carlos Chivite (PSOE), fallecido ayer. "Amigo, político honesto, un trabajador incansable como era él, sólo podría dejarnos en vísperas de un día tan relevante como éste, que encarna la esencia de la democracia", señaló.

A continuación, también "con dolor", recordó a la última persona asesinada por ETA, su compañero de filas Isaías Carrasco, y con él, a todas las víctimas del terrorismo, con quienes están "en deuda" los miembros de la Cámara Alta. "Arriesgan la vida hasta perderla en defensa de sus ideas y de sus convicciones democráticas para permitirnos ser sus representantes. Estamos, pues, en deuda con lo mejor de nuestra democracia", agregó.

"Con nuestra voz, con la palabra, combatiremos siempre al miedo y a la democracia, a la impunidad de los crímenes y a la indignidad de quienes apoyan la violencia o de quienes quieran quebrar la confianza del pueblo y dividir a la sociedad", subrayó.

Tras estos comentarios iniciales, y en una intervención en la que incluyó varias frases en catalán, euskera y gallego, Javier Rojo agradeció los apoyos que hoy ha recibido y se comprometió a ser equitativo en su trabajo diario con los senadores, a los que reclamó que pongan de su parte para evitar la crispación y conjurar "los demonios de la intolerancia".

"Nuestras palabras, nuestras actitudes, nuestras intervenciones como senadoras y senadores deben estar impregnadas por la voluntad de hacer de la diferencia un sentimiento cívico que, a su vez, impida que germinen entre nosotros la ira de la crispación y los temores de una innecesaria confrontación que, sin pretenderlo, trasladamos a la sociedad", dijo.

REFORMA PROFUNDA DEL SENADO.

Uno de los argumentos centrales de la intervención de Javier Rojo fue la apuesta por una reforma en profundidad de la Cámara Alta, a la que sumó otras modificaciones que considera igualmente necesarias. "Mucho ha cambiado España", sentenció el presidente, que situó entre otros factores de ese cambio el paulatino crecimiento de las competencias autonómicas.

"El Senado debe adaptarse a esa nueva realidad, ya consolidada, para convertirse en un foro de encuentro, participación y concertación parlamentaria entre las Comunidades y el Estado", argumentó Rojo.

La reforma constitucional del Senado debe afectar según expuso tanto a las funciones de la Cámara, "para hacerla más coherente con la realidad autonómica y más acorde a la España de hoy", como a su composición y a la "relevancia de su papel institucional".

También apostó por agilizar el Debate del Estado de las Autonomías, por buscar "fórmulas más sencillas y prácticas" de presentación de las candidaturas al Senado y por reformar el Reglamento de la Cámara en dos aspectos: la continuidad de los senadores autonómicos cuando se disuelve el Senado por la convocatoria electoral (ellos son designados por los Parlamentos de las CCAA) y la fijación del número de senadores que corresponde a cada Comunidad.

Rojo recordó en este punto de su intervención la compra de un nuevo edificio para ampliar las instalaciones del Senado, un hecho que personalmente, dijo, le parece "una metáfora de la ampliación del espacio político de la Cámara".

Igualmente, el presidente de la institución recordó que este año se cumplirá el trigésimo aniversario de la Constitución "o lo que es lo mismo, del respeto a la pluralidad y a la tolerancia desde el reconocimiento del otro". "Treinta años de convivencia en torno a la palabra y a la voluntad democrática de la ciudadanía. Ha sido un periodo el periodo más fructífero en el progreso de España", aseveró.

"COSAS MÁS DIFÍCILES HEMOS HECHO".

En declaraciones a los periodistas tras la sesión constitutiva de hoy, Javier Rojo insistió en esta idea de la reforma del Senado y aseguró que quiere contar con todos los partidos para llevarlas adelante. "Quedan muchas cosas por hacer, pero la base fundamental es esta reforma", insistió, para reconocer a continuación las dificultades que conlleva.

También aseguró que va a poner "lo mejor" de sí mismo para lograr un "clima de buena armonía" en la presente legislatura que ayude también a la reforma. "Cosas más difíciles hemos hecho, como no vamos a hacer esto", agregó. "Hay que aparcar las diferencias. Hay mucha voluntad de llegar a grandes consensos, me gustaría que así fuese, fundamentalmente por España, nos lo reclaman los españoles", concluyó.

Contenido patrocinado

Otras noticias