Buscar

Sirera niega que haya proyectos diferentes en el PP catalán y reta a confrontar modelos

14/04/2008 - 15:07

El presidente del PP catalán, Daniel Sirera, negó hoy que haya proyectos diferentes dentro de su partido, aunque invitó a las candidaturas que se puedan presentar para presidir el partido en el congreso que celebrarán el 5 y 6 de julio a confrontar modelos para definir el futuro del partido en Cataluña.

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP catalán, Daniel Sirera, negó hoy que haya proyectos diferentes dentro de su partido, aunque invitó a las candidaturas que se puedan presentar para presidir el partido en el congreso que celebrarán el 5 y 6 de julio a confrontar modelos para definir el futuro del partido en Cataluña.

"Es igual de bueno que haya un candidato o que haya más de un candidato. No pasa absolutamente nada, es la democracia interna de un partido. Si hay proyectos diferentes, lo mejor es confrontarlos para ver hacia dónde se tiene que ir", señaló en rueda de prensa tras la reunión del secretariado del PP catalán.

Respondió así ante la posibilidad de que la diputada del PP Montserrat Nebrera presente, como ya avanzó, una lista alternativa en el congreso para presidir el partido, opción que también podrían estar estudiando los hermanos Fernández Díaz.

"Internamente, no me consta que nadie quiera presentar una candidatura alternativa", afirmó Sirera, quien reiteró que cualquier militante puede hacerlo.

Afirmó que esperará a que se designen los 1.090 compromisarios que tendrá el congreso para recoger sus avales, y se desmarcó al preguntársele sobre la posibilidad de que algunos posibles candidatos ya lo estén haciendo.

"Yo hablo por mí, no por los otros", contestó el dirigente popular, que también negó que haya aumentado su actividad y sus visitas por el territorio para buscar apoyos.

A su juicio, está realizando el trabajo que debe hacer como presidente del partido. "No me quedaré en casa sólo porque tengamos un congreso", concluyó.

Contenido patrocinado

Otras noticias


El flash: toda la última hora