Buscar

Sequía.- ERC expresa "reservas y miedos" al minitrasvase del Ebro, aunque muestra "disposición" a aceptarlo

14/04/2008 - 15:38

Reclamará a Montilla que exija al Gobierno que garantice por ley la temporalidad de la medida

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

La portavoz de ERC, Marina Llansana, expresó hoy "reservas, miedos y preocupaciones" en torno al minitrasvase del Ebro que propone el Estado para paliar los efectos de la sequía en el área metropolitana de Barcelona, por lo que el partido reclamará al presidente de la Generalitat, José Montilla, que se "garantice" por ley la temporalidad de la medida.

En rueda de prensa, celebró que quede "definitivamente descartado" el trasvase del Segre que proponía el conseller de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, que, según ella, "no resolvía el problema". "Hemos trabajado para que el Segre no fuera y el Segre no será", constató.

Los republicanos quieren "estudiar a fondo" la propuesta de transferir a Barcelona el excedente de agua del Ebro antes de avalarlo. Se trata de una medida que, de entrada, a los republicanos les parece "menos agresiva" que la del Segre, pero mantienen "reservas, miedos y preocupaciones" sobre su temporalidad.

Por ello, reclamarán hoy mismo a Montilla, que exija al Gobierno que garantice en el mismo decreto ley que lo autorice.

ERC advirtió de que condicionará su apoyo a la medida propuesta por el Estado a que "en ningún caso" se superen los límites de extracción establecidos por la concesión.

La portavoz de ERC, "consciente" de que para trasvasar agua del Ebro a Barcelona habrá que modificar la ley que limita el minitrasvase a las comarcas de Tarragona, negó ninguna relación entre esta medida y la propuesta de trasvase del Plan Hidrológico Nacional.

Ante la "demagogia" que atribuyó a los partidos de la oposición al comparar el minitrasvase con el PHN que promovió el PP en sus años de gobierno, constató que mientras el PHN preveía trasvasar 1.050 hectómetros cúbicos anuales, el minitrasvase está limitado a 36 hectómetros cúbicos anuales.

Además, argumentó que, de avanzar la propuesta del Gobierno, Barcelona sólo haría uso del agua que "Tarragona no necesita" durante los meses de otoño y primavera.

Pero si el Gobierno propusiera extraer más agua de la prevista en concesión, ERC se negaría en rotundo a la medida, cosa que incomodaría al Ejecutivo catalán, como reconoció Llansana al apuntar que, llegado el caso, se "debería negociar en el seno del Gobierno catalán" la respuesta.

MANTENER LA INFRAESTRUCTURA.

De todas formas, para ERC, la temporalidad de la medida no implica que, una vez superado el período de necesidad, se tuviera que desmontar la infraestructura montada, cosa que sería un "disparate" por su elevado coste.

"Hablamos del grifo", dijo Llansana, que no descartó que ERC reclame que "cada vez que haya que abrirlo" se tenga que pronunciar el Parlamento catalán, en la línea de lo que propuso el presidente del partido y vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira.

En la reunión de la Ejecutiva de ERC de hoy, participó también el presidente de la federación de ERC en el Camp de Tarragona, Gervasi Aspa, además del delegado del Gobierno catalán en Lleida, Lluís Salvadó, quienes, según Llansana, se mostraron "satisfechos" con las medidas para garantizar la temporalidad del ministrasvase que reclama el partido.

Si no se cumplen las condiciones que fija ERC, ni los alcaldes (del Camp de Tarragona) ni la Ejecutiva Nacional apoyarán la medida. En este caso, aseguró, "no habrá discrepancias, ni territoriales ni internas".

Otras noticias

Contenido patrocinado