Buscar

Agropecuarios siguen en huelga, pero quieren retomar el diálogo con el Gobierno

EFE
7/06/2008 - 2:00

Buenos Aires, 6 jun (EFE).- Las organizaciones agropecuarias de Argentina ratificaron hoy la continuidad hasta el domingo de su huelga en rechazo a la presión fiscal sobre el sector, si bien manifestaron su intención de retomar el diálogo con el Gobierno.

La decisión fue comunicada tras una larga reunión que las autoridades de las mayores asociaciones rurales del país mantuvieron en Buenos Aires para analizar la evolución del conflicto con el Gobierno, que está cerca de cumplir tres meses.

"La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias, ante la imperiosa necesidad de encontrar soluciones a los problemas que afectan a nuestro país, se hace eco de los múltiples llamados y gestos tendentes a garantizar la paz social recibidos en los últimos días", expresaron en un comunicado.

Agregaron que los llamamientos "han sido encauzados" a través del defensor del Pueblo, Eduardo Mondino, quien "en pleno ejercicio de sus facultades" ha convocado a las partes en conflicto a una reunión prevista para el próximo lunes.

"La Comisión de Enlace ha decidido acudir (a esa cita) en cumplimiento de nuestra obligación cívica y, fundamentalmente, en la búsqueda permanente del diálogo y las respuestas que los productores y la sociedad requieren", puntualizó el sector rural.

Por su parte, Mondino ratificó que ha hecho una convocatoria formal de audiencia entre las entidades agropecuarias y el Gobierno, que tras unas negociaciones plagadas de marchas y contramarchas llevan varios días sin establecer contacto.

El Gobierno hasta ahora no se ha pronunciado sobre la convocatoria efectuada por el defensor del Pueblo.

Los líderes del campo estuvieron más de nueve horas reunidos en un lugar de Buenos Aires que no fue informado para evitar concentraciones de partidarios del Gobierno, que hoy protestaron frente a la sede de una de ellas, Confederaciones Rurales Argentinas.

La decisión de mantener hasta la medianoche del domingo el paro, que consiste en no comercializar granos con destino a la exportación, fue adoptada al cabo de otra jornada marcada por la tensión a raíz de los bloqueos de carreteras que realizan los dueños de camiones de transporte de cereales, que piden al campo y al Gobierno el fin del conflicto para volver a trabajar.

En algunas de las decenas de cortes de rutas se produjeron forcejeos entre productores rurales y choferes de camiones, quienes por las protestas tardan días en realizar trayectos que normalmente hacen en horas.

En tanto, el Gobierno cuestionó el pedido de un "gesto" formulado este jueves por la Iglesia católica, que reclamó al Ejecutivo que "convoque con urgencia a un diálogo transparente y constructivo" y a los sectores en conflicto que vuelvan a examinar las estrategias de reclamo.

"Deberían reclamarle un gesto al campo, que tiene que desprenderse de la enorme riqueza que tiene. El Gobierno no es el inflexible", dijo el ministro de Justicia, Aníbal Fernández.

Los dirigentes rurales admitieron su malestar por las declaraciones del jueves de la presidente argentina, Cristina Fernández, en las que afirmó que los hombres de campo son los únicos que pueden "darse el lujo de no trabajar" durante tres meses, tiempo que lleva el conflicto.

El vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina, una de las cuatro entidades agrarias, Hugo Biolcati, señaló que el discurso de la mandataria fue "como echar un fósforo sobre la nafta".

El conflicto se inició el 11 de marzo pasado, cuando el Gobierno impuso un nuevo esquema tributario para las exportaciones de granos, lo que movió al campo a realizar bloqueos de rutas y tres huelgas comerciales, sólo interrumpidas por dos períodos de tregua en los que las negociaciones no fructificaron.

Por los bloqueos de carreteras, que llevan tres días consecutivos, prácticamente está en jaque el transporte de ómnibus de pasajeros y también corre peligro la distribución de alimentos hacia los centros urbanos.

Contenido patrocinado

Otras noticias