Buscar

El PSOE valenciano pide a Camps y Rajoy que apliquen el código ético del PP para "ahuyentar la corrupción"

21/06/2008 - 12:46

El portavoz adjunto del grupo parlamentario socialista en las Cortes valencianas, Joaquim Puig, pidió hoy al presidente del PP, Mariano Rajoy, y al de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, que "aprovechen el Congreso de su partido" para "empezar a aplicar ya el código ético del PP para ahuyentar la corrupción de la política y así, generar confianza entre los ciudadanos para fomentar su participación en la misma".

VALENCIA, 21 (EUROPA PRESS)

El portavoz adjunto del grupo parlamentario socialista en las Cortes valencianas, Joaquim Puig, pidió hoy al presidente del PP, Mariano Rajoy, y al de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, que "aprovechen el Congreso de su partido" para "empezar a aplicar ya el código ético del PP para ahuyentar la corrupción de la política y así, generar confianza entre los ciudadanos para fomentar su participación en la misma".

Puig destacó en un comunicado que en el PSOE "quien la hace la paga", mientras que en el PP "a quien la hace se le protege o se le ofrece inmunidad por varias vías, como se ha podido observar últimamente en las filas del PP de la Comunidad Valenciana". Al respecto, el portavoz socialista puso como ejemplo de "la salud democrática del PSOE" la expulsión "inmediata" del PSOE del alcalde de Estepona y lo contrapone con "el ejemplo paradigmático del eterno imputado Carlos Fabra", remarcó.

El responsable socialista destacó que "así ha ocurrido en todos los casos en que se han visto implicados cargos públicos del PSOE". "Se hizo en Ciempozuelos, donde se apartó rápidamente del partido al entonces alcalde, acusado de presunto cobro de comisiones por recalificación de terrenos y blanqueo de dinero o en Catral (Alicante), cuyo regidor fue expulsado tras conocerse que había permitido la proliferación en el municipio de construcciones irregulares", manifestó.

Puig añadió que "contra el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra (PP), hay abiertos varios procesos judiciales, aunque mantiene todos los cargos en el PP de Castellón". Así, aseguró que Fabra "está imputado como presunto autor de un delito de tráfico de influencias, otro de fraude fiscal y otro de falsedad y por un presunto delito contra la salud pública.

"En todo momento ha recibido el apoyo de la dirección de su partido y, de hecho, Fabra controló la campaña electoral en Castellón, junto al secretario general de los populares en esta provincia", remarcó el parlamentario socialista, quien agregó que "incluso en el próximo congreso del PP va a jugar un papel destacado junto a Rajoy".

"SALUD DEMOCRÁTICA".

Para Puig, "la corrupción es un cáncer que hay que extirpar a la primera", por lo que mostró su deseo de que el PPCV "tome nota de la lección que hemos dado los socialistas sobre salud democrática dentro de las organizaciones políticas y explique por qué un imputado por delitos graves contra la salud pública, una persona que ha estafado a Hacienda sigue aún bajo la protección de Camps".

En este sentido, el responsable socialista destacó que "existen otros casos donde el PP no ha movido pieza para preservar la salud democrática y la limpieza de la política en la Comunidad Valenciana". Al respecto, precisó que este es el caso del alcalde de Torrevieja (PP), Pedro Ángel Hernández Mateo, que "sigue en su cargo y optó a su quinta reelección, pese a que, en ese momento, ya estaba imputado por varios delitos de tráfico de influencias y prevaricación".

A su juicio, "no es una casualidad que desde la pasada legislatura estén aflorando escándalos urbanísticos en España". "Si están saliendo ahora a la luz, es porque este Gobierno está persiguiendo, como no se había hecho antes estas prácticas y porque ha decidido poner todos los medios que sean necesarios para detectar y acabar con la especulación, las irregularidades y el fraude", remarcó.

El portavoz socialista instó al PPCV a "dar ejemplo de salud democrática y de transparencia a la sociedad valenciana y española". A su entender, "la política necesita que la responsabilidad con la ciudadanía y la máxima transparencia y limpieza puedan constituir las mejores herramientas para que la sociedad se implique y participe en la democracia con todas las garantías y sin ningún tipo de desconfianza". "El hecho de ganar unas elecciones no legitima a nadie ni lo defiende de posibles casos de corrupción", concluyó.

Contenido patrocinado

Otras noticias