Buscar

Aralar ve en la consulta "una herramienta positiva" y apuesta por "una respuesta democrática y unitaria" si se prohíbe

21/06/2008 - 14:07

Insiste en que "todas las víctimas deben tener un reconocimiento" y apela a "evitar falsos conflictos" en este terreno

SAN SEBASTIÁN, 21 (EUROPA PRESS)

La parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro, aseguró hoy que la consulta es "una herramienta positiva en el camino de la pacificación y la normalización", aunque reconoció que "no servirá en sí misma para superar el conflicto". Asimismo, apostó por que, en caso de que se dé "un escenario de prohibición", la sociedad vasca tenga una "respuesta democrática y unitaria".

A juicio de Aralar, la sesión que celebrará el Parlamento vasco el próximo viernes, para abordar el proyecto de ley de Consulta, supone "una oportunidad excelente" y "un paso importante de cara al futuro de Euskal Herria".

Ezenarro explicó que su formación es consciente de que la consulta "no conllevará de inmediato el ejercicio del derecho de autodeterminación", pero la considera "una herramienta positiva en el camino de la pacificación y la normalización". "La consulta no servirá por sí misma para superar el conflicto, pero puede servir para abrir la puerta al debate de todos los proyectos políticos, sin exclusiones, y al acuerdo entre diferentes", agregó.

En su opinión, es preciso "aprovechar este momento para impulsar el trabajo en común entre las fuerzas abertzales". Según Ezenarro, "puede ser un punto de inflexión si realmente se desarrolla como está previsto ya que, tras diez años desde Lizarra-Garazi, supondría el primer ejercicio práctico de lo que los soberanistas venimos reclamando durante todos estos años: un ejercicio práctico de dar la palabra a la sociedad".

No obstante, matizó que no se pueden "obviar las dificultades" que pueden darse y, en este sentido, indicó que, "ante una situación de prohibición", sería necesario que el conjunto de la sociedad sea capaz de "dar una respuesta democrática y unitaria".

Aralar, según aseguró Ezenarro, "seguirá insistiendo en la necesidad de acordar una gestión compartida de este proyecto de cara al futuro". La parlamentaria vasca señaló, en esta línea, que si el proyecto es aprobado por la mayoría de la Cámara "pasa a ser un proyecto del Parlamento, y por tanto, su gestión futura también tiene que ser liderado y acordado por éste".

"Porque sólo de esta manera se sumarán otros agentes sociales y sindicales, y sólo si se hace de esta manera se movilizará la sociedad", advirtió.

LEY DE VICTIMAS

Aralar celebra durante la jornada de hoy en San Sebastián su 'Asamblea de Hegoalde', en la que también abordó la Ley de Víctimas del Terrorismo tras su aprobación en el Parlamento vasco. El vicecoordinador de Aralar, Jon Abril, señaló, "ante la confusión creada por diferentes declaraciones contradictorias entre sí de los miembros que sustentan al Gobierno tripartito", que Aralar "se reafirma en lo manifestado en el pleno".

Aralar retiró sus enmiendas a la Ley de Víctimas del Terrorismo porque, según recordó, "el Gobierno y los grupos que sustentan el Gobierno nos han hecho llegar una y otra vez su voluntad firme de abordar las víctimas que quedaban fuera de esta ley en otra ley".

"Nosotros seguimos creyendo en esta voluntad y seguiremos trabajando para que el reconocimiento de estas otras víctimas sea del mismo rango y se lleve a efecto antes de finalizar esta legislatura", insistió Abril, que apeló al trabajo conjunto de todos los partidos que "creen que todas víctimas deben de tener un reconocimiento".

El dirigente de Aralar reconoció que "va a haber muchos obstáculos" y que, por tanto, "el camino de esta ley va a ser difícil". Por ello, apeló a "todos los partidos que creen firmemente que todas las víctimas deben de ser reconocidas a trabajar de forma conjunta y evitar falsos conflictos".

SEMANA LABORAL DE 65 HORAS.

Por otro lado, tanto la militancia como la dirección del partido abogaron por la necesidad de socializar el debate sobre políticas de izquierdas. El vicecoordinador de Aralar urgió a activar "medidas que favorezcan a los más desfavorecidos" fiscales y sociales.

En ese sentido, la formación abertzale mostró su preocupación por "la continua precarización y privatización" de los servicios públicos, así como por "el camino emprendido por Europa". "En pocos días hemos visto como se ponen de entredicho derechos adquiridos por la clase trabajadora durante décadas, facilitando la semana laboral de 65 horas, o cómo se ha aprobado una directiva vergonzosa para expulsar a los inmigrantes", lamentó.

En este contexto, Aralar considera que es "más necesario que nunca una izquierda abertzale civil, independiente y eficaz", para lo que apela a "unir fuerzas".

Contenido patrocinado

Otras noticias