Buscar

Rubalcaba dice que el terrorismo internacional ha aparecido "como una maldición" y genera una gran inseguridad

23/06/2008 - 13:21

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, insistió hoy en que el crimen organizado y el terrorismo internacional suponen dos de los factores clave en el fomento de la seguridad ciudadana. "El terrorismo internacional ha aparecido en nuestras vidas como una maldición y golpea sin una racionalidad aparente y con una brutalidad extraordinaria", afirmó.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Así se expresó Rubalcaba durante la presentación del seminario 'Educación, Cooperación y Seguridad Ciudadana', organizado por el Gobierno de España, el Ejecutivo de Brasil y por la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

Las jornadas, a las que el ministro elogió su "atractivo", permiten "ver hasta qué punto el deber en materia de seguridad se corresponde con el ser". Asimismo, el encuentro da muestra de la cooperación entre las autoridades españolas y las del resto del continente Iberoamericano.

En primer lugar, Rubalcaba se refirió al principal eje del encuentro, resaltando el poder de la seguridad en toda sociedad, y que, sin ella, la democracia "titubea". "Democracia es libertad, y para ser libres hay que estar y sentirse seguros", remachó.

En un asunto en el que el Estado "se juega mucho", es fundamental la aplicación de una "medida preventiva" como es la cohesión social, y que contribuye al desarrollo de cada país. "Sin política de desarrollo no hay seguridad, pero sin seguridad no tienes desarrollo", resumió.

En cualquier caso, el titular de Interior dio especial relevancia al crimen organizado y al terrorismo internacional, como promotores de la inseguridad ciudadana. "El crimen organizado elige sus lugares en función de la comodidad de sus miembros y puede llegar a socavar extraordinariamente el bienestar colectivo y las instituciones democráticas".

Ambos fenómenos transnacionales, y que "hace años no existían", conducen al diálogo de España no sólo con los países iberoamericanos, sino, como quiso recordar Rubalcaba, con los territorios de Europa y África.

En alusión a su etapa al frente de la cartera de Educación, durante los años 1992 y 1993, subrayó que la formación en valores sienta las bases de toda sociedad segura, y añadió que, a tal fin, contribuyen los diferentes programas entre Interior y las autoridades educativas. Entre ellos, citó el destinado a prevenir la violencia juvenil, la venta de droga tanto en los colegios como en los centros de ocio frecuentados por los adolescentes, y el dirigido a garantizar la seguridad en las escuelas.

Tras rememorar "la parte más importante" de su vida, debido a su "origen de profesor", indicó que tales convenios, aunque de ellos "no se derivan grandes operaciones policiales", sí que favorecen la cooperación entre las Fuerzas de Seguridad y los centros escolares.

CÁRCEL MASIVA: "UNIVERSIDAD DEL DELITO"

El responsable del Interior también puso de relieve el papel de la reinserción en los cárceles como una de los instrumentos fundamentales para garantizar la seguridad pública. "Un centro masivo, sin organizar y sin trabajar para reinsertar a quienes en ellos están, es una universidad del delito", apostilló.

"Volcarte en garantizar la reinserción no sólo es una obligación constitucional y un principio moral y ético, sino un instrumento para garantizar la seguridad", consideró.

ALABANZA A SENNA ANTE LOS BRASILEÑOS

Por último, Rubalcaba mostró su satisfacción por el "excelente" partido que disputó ayer la selección española contra Italia, y alabó, especialmente, el juego del brasileño Senna.

También intervinieron durante el encuentro el viceministro de Justicia de Brasil, Ronaldo Teixeira; el secretario general de la OEI, Alvaro Marchesi; y el secretario general de la Secretaría General Iberoamericana, Enrique Iglesias.

Por su parte, Teixeira recordó las metas que se propuso el presidente brasileño, Luiz Lula da Silva, en su primer mandato: la estabilidad económica, la cohesión social y la cooperación internacional, en el marco de la política exterior.

Mientras tanto, Iglesias detalló la pobreza existente en Iberoamérica, que alcanza al 35 por ciento de la población, el desempleo juvenil, y el hacinamiento penitenciario, como las principales causas de la inseguridad ciudadana.

Frente a ello, las líneas de acción deben potenciar el desarrollo de una educación de calidad, el empleo joven, y, por último, la participación de la sociedad civil y de los gobiernos locales.

Las jornadas, que se celebrarán desde hoy y hasta el 25 de junio en la sede de la OEI en Madrid, pretenden reforzar el intercambio de información y buenas prácticas con relación a la seguridad ciudadana, así como la coordinación entre los países.

Otras noticias

Contenido patrocinado