Buscar

Los agentes registran el piso de la suegra del islamista de Las Colonias en presencia del detenido

1/07/2008 - 15:09

Perros de los Tedax participan en el registro, que se suma a la inspección de un local de la avenida de Cristóbal Colón

HUELVA, 01 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil investigaba a primera hora de la tarde el piso de la suegra del ciudadano argelino detenido en la barriadas de Las Colonias, en Huelva capital, por su presunta implicación con el terrorismo islámico, una operación que transcurre en presencia de este mismo sujeto tras haber sido trasladado a esta vivienda ubicada en el número siete de la plaza de Los Dolores.

Fruto de este registro, la Guardia Civil ha intervenido dos maletines, además de los ordenadores que extrajo del piso del detenido, e incluso perros detectores de artefactos explosivos y Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) se encuentran en estos momentos dentro del domicilio familiar.

Se trata del tercer punto en el barrio en ser investigado --situado en la Plaza de los Dolores número siete-- después de que la Guardia Civil haya registrado el domicilio de este hombre, situado en la avenida Cristóbal Colón número 117 y un local en el número 30 de la misma avenida.

La Guardia Civil ha desmantelado hoy una célula dedicada a la financiación del terrorismo y vinculada directamente con Al Qaeda. En la operación han sido detenidos tres individuos de origen argelino. Las detenciones, que han sido dirigidas y coordinadas desde la Audiencia Nacional, se han producido en la provincia de Huelva destacando el municipio de Lepe con dos detenidos y Azkoitia (Guipúzcoa), donde fue detenida otra persona.

La Guardia Civil investigaba a esta célula desde el año 2005. Las investigaciones policiales han puesto de manifiesto un entramado dedicado al envío de dinero a conocidos miembros de organizaciones terroristas islamistas. El dinero era obtenido tras la venta de diferentes productos falsificados, entre ellos documentos y ropa.

ENVIABAN EL DINERO EN PEQUEÑAS CANTIDADES.

Según el citado cuerpo policial, el entramado ahora desarticulado había conseguido enviar dinero a organizaciones terroristas desde el año 2001, fecha desde la que se ha podido conocer y rastrear su actividad. El movimiento de sumas hacia los terroristas era realizado por los detenidos en cantidades pequeñas, que no superaban los 2.400 euros. Para ello, utilizaban empresas dedicadas al envío de dinero.

La operación, denominada "Emir" ha sido llevada a cabo en estrecha colaboración con las autoridades del Reino Unido, para quienes los individuos detenidos eran conocidos por sus vinculaciones con terroristas ya detenidos y sentenciados en dicho país.

Otras noticias

Contenido patrocinado